10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 22 de noviembre de 2016, 02:00

Para intensificar control, IPS puso en marcha un reglamento de faltas

Teniendo en cuenta los casos de planillerismo que siguen latente en la institución, que es una práctica constante pese a los controles, el Instituto de Previsión Social (IPS) puso en marcha un reglamento de faltas, que estipula sanciones a los funcionarios que no cumplen con la carga horaria y delega el control a los jefes de cada sección. El documento se aplica desde el mes de octubre, señaló Luis Cardozo, director de Recursos Humanos de la Previsional.

“Se busca que cada jefe de servicio, departamento o director, de hospitales genere reportes periódicos de la asistencia y productividad de los que están bajo su control. Que apliquen las sanciones que correspondan si son leves y si son graves que pidan el sumario administrativo de rigor”, explicó el presidente del Consejo de Administración, Benigno López.

En ese sentido, el titular del IPS criticó la decisión de la asociación de médicos con relación a la presentación del recurso de amparo en contra de la disposición.

El anterior reglamente data del 2005. El actual se ajustó y es más severo en cuanto a la aplicación de las medidas disciplinarias y obliga a los jefes a realizar los controles pertinentes, explicó Luis Cardozo, titular de Recursos Humanos. Los jefes son los encargados de verificar las llegas tardías y ausencias de los contratados y permanentes.

“La Dirección de Recursos Humanos cuenta con 140 empleados que tenemos que abarcar toda la República. Hay 16.000 almas y es imposible de controlar a todos y descansamos mucho en la tarea de los jefes”. Si un doctor, enfermero o administrativo falta, el jefe se encarga de comunicar a la Dirección de Recursos Humanos para que se tomen las medidas correspondientes. El documente prevé faltas graves y leves.

“Las faltas leves son como no marcación, llegadas tardías, ausencia de un día. Si tiene tres o cinco alternas en un trimestre la persona puede ser pasible de un sumario administrativo. La sanción más grave es la cesantía”, señaló.

Los medios de control laboral son el reloj biométrico, las visitas aleatorias en horario laboral (auditorías programadas) en las dependencias y mediante las denuncias que se reciben a través del canal web IPS Te Escucha, en la página www.ips.gov.py.

“El reloj biométrico determina la marcación de una persona administrativamente. Es decir que marca y debería estar en su trabajo. Ahí es donde se une que el tema de la ayuda de los jefes. El jefe sabe si su funcionario está o no. El debe denunciar, tiene muchas herramientas para hacerlo, acta, correo, nota”. Independientemente a este proceso, se hacen visitas in situ en los servicios”.