21 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 1 de junio de 2017, 02:00

MOPC: Superviaducto se encareció por obras complementarias

Una resolución que firmó el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, el 17 de octubre del año pasado, reveló que el superviaducto, inaugurado recientemente entre las avenidas Aviadores del Chaco y Madame Lynch, registró un encarecimiento de G. 3.133 millones “como consecuencia de las modificaciones introducidas en la planilla de cantidades”.

El viceministro de Obras del MOPC, Manuel Cano, explicó ayer a ÚH que el monto del contrato se modificó por obras complementarias que se agregaron al proyecto, como, por ejemplo, la reubicación de cableados de la ANDE, Copaco y la desconexión de fibra óptica de los semáforos que estaban ubicados en el lugar (ver costos en infografía).

Agregó que no hubo sobrecostos en lo que respecta al paso a desnivel propiamente. “En lo que se refiere al contrato específico de la construcción del viaducto, se respetó el monto original y se construyó con todos los temas que estaban previstos. Lo que surgió como diferencia en el contrato modificatorio número cuatro (aprobado por resolución ministerial), son las obras referentes a sistemas eléctricos de redes de ANDE, que tendrían que haber sido modificadas, y que tuvimos que meter dentro del proyecto o no llegábamos a los plazos”, aseveró.

Cano indicó que la reubicación de los cableados de la ANDE es la que más inversión requirió, en total casi G. 2.800 millones. “Todo esto que es línea de ANDE subterránea y de media tensión se tenían que hacer aparte, dentro de lo que la ANDE podía hacer, pero si pasábamos a eso, se tendría que entrar en otro proceso licitatorio y otras etapas y no podríamos concluir la obra”, añadió.

Continuó: “Son obras separadas del contrato principal, pero necesarias para que se pueda ejecutar el proyecto, no se afectó el monto del contrato de la obra en sí. Acá no hay, por ejemplo, ningún metro cúbico de hormigón de más, de asfalto de más, o de revestido de más en el viaducto”.

El discurso frecuente del ministro Jiménez Gaona es que el superviaducto fue adjudicado por G. 124.210 millones a la empresa española Corsán Corviam (del grupo Isolux Corsán) y que no registró ningún incremento respecto al costo inicial.

Lo concreto es que en la Resolución Nº 1794, que firmó el ministro, se puede ver que el encarecimiento representó casi el 3% del monto total del contrato. Es decir, que el costo final del paso a desnivel es de G. 127.343 millones, respecto a los G. 124.210 millones que costaba desde un comienzo. En el documento incluso se otorgó una prórroga del plazo de ejecución de 92 días, con lo cual se fijó la fecha de culminación para el 15 de marzo pasado.

“No tuvo sobrecosto y se terminó en plazo. Es más, las modificaciones realizadas al diseño antes de su construcción demandaron mayor costo que fue imputado a las ganancias de la empresa”, alegó Jiménez Gaona, días pasados a la prensa.

Embed