16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 13 de enero de 2017, 02:00

Militares no dan seguridad y colonos exigen solución al problema del EPP

Desde que se instalaron las bases de la FTC en las colonias menonitas ocurrieron los secuestros y los ataques terroristas, denunciaron ayer líderes de la comunidad de Río Verde. La situación es agobiante.

Carlos Aquino

SAN PEDRO

Los principales líderes de la colonia menonita Río Verde, de Santa Rosa del Aguaray, Departamento de San Pedro, pidieron al Gobierno una urgente solución a la inseguridad reinante en la zona, aunque la vuelta de militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), anunciada ayer por el ministro Tadeo Rojas, no les alienta para nada; no les ofrece seguridad. Con la presencia de los terroristas del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que tiene secuestrados a dos colonos, los pobladores del lugar viven una agobiante situación de acosos y amenazas, que hacen que trabajar les sea difícil.

Explicaron que hay mucho temor por los últimos hechos registrados en esta colonia, como el reciente intento de secuestro de dos adolecentes.

Dijeron no saber si el Gobierno hace bien o no su trabajo, pero hay mucha inseguridad y piden solución.

Con la incursión de la FTC igual hay secuestros, destacaron. Además, no quieren tener problemas con el Gobierno ni con el EPP, solo quieren trabajar y vivir en paz.

Uno de los colonos que ofició de vocero dijo que ellos no saben mucho de la situación, porque no les compete, pero están convencidos de que el Gobierno es responsable de brindarles la seguridad que necesitan para trabajar. "Pagamos nuestros impuestos, estamos al día con todos los deberes, pero estamos intranquilos. No queremos decir que la FTC hace mal su trabajo, pero desde el año 2013, cuando se instaló aquí, empezaron los secuestros de nuestra gente. Somos gente trabajadora que amamos el Paraguay, porque la mayoría ya somos paraguayos y vamos a seguir trabajando hasta donde podemos, y si la situación no mejora, tendremos que ver qué hacer, porque de esta manera se vuelve muy difícil trabajar", indicó un colono que por temor no quiso que se publique su nombre.

Señalaron que cuentan con más de 6.000 hectáreas de cultivos entre soja, maíz y un poco de girasol; en pocos días se inicia la época de siembra y, a pesar del peligro de secuestros, igual deben trabajar, porque es lo único que saben hacer; además, tienen muchas deudas.

La colonia Río Verde tiene 18.000 hectáreas y una población estimada de 3.600 habitantes. Dijeron rezar todos los días por la liberación de los cuatro secuestrados. Franz Wiebe es de esta colonia y Abraham Fehr es de Manitoba.

A VOLUNTAD. Confirmaron que efectivamente entregaban a voluntad víveres a los miembros de la FTC que estaban instalados en esta colonia. "Primero les dimos víveres por 500.000 guaraníes; luego ya retiraban demasiado mucho, por lo que tuvimos que cortarles un poco más y parece que se enojaron y se retiraron", dijo uno de los colonos.

Aclararon que en una reunión con los jefes militares, estos les habían dicho que no debían dar nada y que si les pedían, tenían que denunciar. "El jefe nos dijo que no les diéramos, pero nosotros comenzamos a darles víveres, porque es cierto que les faltaba todo. Primero retiraban por 500.000 y luego un millón y medio, hasta 5 millones. Ahí hablamos y decidimos cortarles más, y después se retiraron, no sabemos si fue por eso o no, pero tampoco hubo resultado cuando estuvieron aquí en la colonia. Es más, recibíamos quejas constantes de parte de nuestros personales que eran atajados y maltratados por los militares", explicaron.