20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 25 de julio de 2017, 01:00

Mercosur espera respuesta de Maduro a llamado a consulta

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, países fundadores del Mercosur, aguardan hasta la fecha una respuesta del Gobierno venezolano a la notificación que le remitieron el viernes pasado sobre el inicio del proceso de aplicación de la cláusula democrática (Protocolo de Ushuaia).

Por medio de la nota se convocó a consultas al Ejecutivo venezolano y a la Asamblea Nacional (Legislativo) sobre la crisis política que está atravesando el gobierno de Nicolás Maduro.

El canciller nacional Eladio Loizaga aclaró que aguardaban que entre ayer y hoy pudiera surgir una respuesta por parte del Gobierno venezolano al que se le comunicó que oficialmente el bloque sudamericano inicia los procedimientos previstos en el Protocolo de Ushuaia para analizar la suspensión del Estado miembro en caso de romperse el orden democrático.

“Queremos que se cumpla el debido proceso”, expresó ayer Loizaga. Algo que no se respetó en el caso de Paraguay cuando en el 2012, tras la destitución del presidente Fernando Lugo, vía juicio político, el país fue suspendido en todos sus derechos de Estado Parte del Mercosur, como castigo, y por decisión de los demás miembros del bloque.

Se fijó esta última semana de julio para realizar esas consultas al Gobierno venezolano, que tiene el derecho de presentar sus descargos frente a las acusaciones de persecución política, violaciones a los derechos humanos y otros que pesan sobre el gobierno de Maduro. “Esperamos que responda el Gobierno de venezuela. También debe escucharse a la Asamblea Nacional, que es parte del Gobierno”, precisó el canciller.

Luego de este paso “se tendrá que tomar ya una decisión respecto a Venezuela”, precisó.

Durante la reciente Cumbre del Mercosur, realizada el viernes en Mendoza, Argentina, los jefes de Estado decidieron aplicar este protocolo.

En la ocasión también firmaron una declaración para expresar preocupación sobre la crisis venezolana e hicieron un llamado al gobierno de Maduro para no ahondar la crispación política.