11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 14 de septiembre de 2016, 01:33

Medios de Corea del Norte hablan de las peores inundaciones de su historia

Seúl, 14 sep (EFE).- El paso del tifón Lionrock a principios de este mes ha provocado las peores inundaciones en la historia de Corea del Norte, con "cientos de muertos y desaparecidos", indicó hoy la radio pública norcoreana (KCBS).

Según la emisión recogida por medios surcoreanos, KCBS, la principal estación del hermético país, informó de que las inundaciones, que han afectado especialmente a la provincia de Hamgyong del Norte (noreste), han dejado a unas 68.900 personas sin hogar y han destruido unos 11.600 edificios.

La emisora LKCBS explicó que unos 180 tramos de carretera han resultado dañados por el agua, al igual que unos 60 puentes, en lo que ha calificado como el peor desastre "desde la liberación del dominio colonial de Japón (que controló la península entre 1910 y 1945)".

El tifón Lionrock golpeó con dureza las provincias de Ryangang y Hamgyong del Norte entre el 29 de agosto y el 2 de septiembre con intensas y copiosas lluvias.

Dada la naturaleza extremadamente hermética de Corea del Norte, normalmente resulta difícil conocer en tiempo real y de manera fiable el alcance de este tipo de desastres.

A principios de esta semana la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, por sus siglas en inglés) y la Cruz Roja publicaron datos que han podido confirmar sobre las inundaciones.

Las cifras hablan de al menos 133 muertos y 395 desaparecidos y de que unas 140.000 personas necesitan asistencia urgente, al tiempo que otras 600.000 han sufrido cortes de agua.

Además, unas 16.000 hectáreas de campos de cultivo habrían quedado inundadas, el doble de lo estimado inicialmente por Pyongyang.

Las inundaciones se han agravado en Corea del Norte en las últimas dos décadas debido a la intensa deforestación que sufrió el país al transformar muchas parcelas de suelo en superficies cultivables durante la gran hambruna de finales de los noventa.

Dada la gravedad de estas últimas inundaciones, las autoridades norcoreanas han instado a través de mensajes televisivos a ciudadanos y miembros del ejército a asistir en las operaciones de ayuda en las zonas afectadas.