24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 29 de agosto de 2017, 15:59

Médico naturalista recibe condena por coacción sexual

Un Tribunal de Sentencia condenó a tres años de prisión a un supuesto médico naturalista de 62 años, acusado por el fiscal de Curuguaty Vicente Rodríguez, por el hecho punible de coacción sexual.

La Fiscalía, en el juicio oral y público, presentó las pruebas colectadas en el proceso investigativo y con las que se logró probar que Cerafín Venerando Gutiérrez Alfonso era el autor de los hechos presentados ante los juzgadores.

La denuncia formulada en contra de Gutiérrez Alfonso señalaba que el 30 de enero de 2014, la víctima menor de edad estuvo en su casa, ubicada en el barrio Pueblito Cué, del distrito de Ypejhú, en compañía de su madre. Agrega que, cerca de las 10.30, llegó al lugar el hombre diciendo que era médico naturalista y que iba a intentar sanar a la menor de la dolencia que le aquejaba.

El sujeto ingresó a la habitación en donde estaba la menor y se quedaron a solas. Cierto tiempo después se oyeron unos gritos de pedido de auxilio y la madre, con la ayuda de unos vecinos, tuvieron que echar la puerta porque estaba trancada. Al entrar observaron a la menor desnuda y a Gutiérrez Alfonso sobre ella. El hombre huyó del lugar, pero luego fue aprehendido por los vecinos, ya en la calle.

La Fiscalía probó que el ahora condenado había manoseado en sus partes íntimas a la víctima, pero no se consumó el coito. El Tribunal –presidido por el magistrado Bonifacio Rojas e integrado por los jueces Sofía Jiménez y Hugo Medina– encontró culpable a Gutiérrez Alfonso y lo condenó a tres años de privación de libertad.

El nombre de la niña se omite en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctima.