10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 1 de septiembre de 2016, 12:00

MEC y Fiscalía investigan presunta golpiza a estudiante

Profesionales del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la Fiscalía se apersonaron en el colegio San José de Ciudad del Este solicitando informes sobre la presunta golpiza a un alumno por parte de una docente. El hecho es confuso hasta el momento y se encuentra en etapa investigativa.
En la mañana de este jueves un grupo de profesionales de ambas instituciones se apersonó en la sede educativa tras la denuncia de supuesta agresión a un niño de 11 años, alumno del sexto grado, ocurrido este lunes en horario de clases.

El Ministerio Público llegó al lugar para solicitar el registro académico del estudiante, las grabaciones del circuito cerrado de la casa de estudios y el legajo de la maestra acusada, identificada como Gloria Núñez, mientras el MEC aseguró que analizará el suceso para tomar cartas en el asunto; tal labor está en manos de Sonia Escauriza, de la Dirección de Promoción y Protección de los niños y adolescentes del Ministerio.

El hecho tomó conocimiento público luego de que el padre del niño realice la denuncia correspondiente ante la Consejería de la Niñez y la Adolescencia (Codeni). El hombre indicó que todo sucedió durante la hora de "deportes", cuando un grupo de nenes "se demoró" en devolver una pelota que estaba siendo utilizada por unas niñas.

Según el relato, los niños tardaron en entregar la pelota en cuestión, por lo que la docente Gloria Núñez intervino empujando y golpeando a uno de los chicos para sacarle la pelota, dijo el padre de la presunta víctima, informó Noelia Duarte, periodista de Última Hora.

En ese sentido, las autoridades del colegio informaron este jueves que abrirán un sumario para investigar lo ocurrido y aseguraron a la Fiscalía que la institución no cuenta con cámaras de circuito cerrado, por lo que se dificulta aún más esclarecer el hecho.

La docente en cuestión sigue desempeñando sus funciones con total normalidad.