20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 29 de marzo de 2017, 02:00

Mayoría de paradas en Asunción son simples letreros sin ningún refugio

Una buena sombra o el techo de algún negocio o vivienda marcan las pautas de sitios en los cuales se detienen los buses para alzar a pasajeros. La Comuna capitalina prepara plan para construir resguardos.

Lejos de estar determinada por algún criterio técnico, la instalación de un alto porcentaje de las paradas de colectivos existentes en Asunción está basada en la necesidad o el capricho de los pasajeros que se aglutinan cada día en un punto dotado de buena sombra o de un techo para forzar que el colectivo se detenga a alzarlos.

Esto se debe a que en la capital existe un alto déficit de refugios para los miles de usuarios del transporte público, quienes se ven expuestos a los efectos del calcinante sol, de fuertes precipitaciones o del intenso frío.

Un letrero colocado en un sector determinado de la cuadra indica a los choferes de buses en dónde deben subir sus usuarios, los cuales por lo general aguardan en otros sitios debido a la falta total de protección ante las inclemencias del tiempo.

Incluso en aquellos puntos en los cuales se tiene esta estructura urbana, la gente soporta ser salpicada en los días de lluvia por los raudales que se forman en arterias que carecen de sistema de desagüe pluvial, cuya cobertura solo llega al 20% en la actualidad.

En los barrios internos el panorama es aún más desolador, ya que ni siquiera se tienen carteles y las personas incluso esperan en la puerta misma de sus viviendas.

RESPUESTA. El director de Tránsito de la Comuna capitalina, ingeniero Luis María Pereira, indicó que están preparando un proceso para la instalación de nuevos refugios de pasajeros a través de concursos y licitaciones.

Dijo que actualmente están trabajando en el traslado de algunos resguardos ya existentes que fueron ubicados durante la administración comunal anterior, pero que se contraponen a las paradas obligatorias que se vienen estableciendo en algunas avenidas de la ciudad.

En ese sentido explicó que, "por ejemplo, teníamos refugios ubicados cerca de cruces semafóricos. El criterio técnico es alejarlos al menos una cuadra u ochenta metros de estas intersecciones para que la detención de un colectivo no entorpezca el paso de vehículos en esos lugares".

"La idea es construir en cada parada obligatoria un refugio. Nuestro objetivo es que podamos implementar a lo largo de este año la cantidad de estructuras necesarias para brindar comodidad y seguridad a los miles de usuarios del transporte público", expresó el profesional.

Finalmente, indicó que "se están realizando todos los trámites administrativos para que estos resguardos sean una realidad en el menor plazo de tiempo posible".


Solo 52 de 147 puntos obligatorios establecidos tienen resguardos

Un total de 147 paradas obligatorias estableció el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) sobre la ruta Transchaco, Primer Presidente-Artigas, Aviadores-España, Mariscal López, Madame Lynch-Defensores del Chaco y San Martín-República Argentina.

De todos esos puntos, solamente 52 cuentan con los refugios para proteger de la lluvia, sol o frío a las personas que esperan por las unidades del transporte público, lo que representaría un 35% de los carteles ubicados en esas vías de circulación.

El director de Tránsito de la Comuna capitalina, ingeniero Luis María Pereira, dijo que los letreros fueron colocados y que en varios de ellos faltaría construir los resguardos correspondientes.

El profesional indicó que en los sitios donde queda pendiente la instalación de refugios es sobre España, avenida Fernando de la Mora y algunas vías transversales como Kubitschek, Félix Bogado, algunos tramos de General Santos, entre otros.

Aclaró que en el caso de Eusebio Ayala todo queda supeditado al proyecto del Metrobús, que se encuentra en plena ejecución.

Por otra parte, Pereira cuestionó la realización en la ciudad de proyectos viales que se implementan sin que tengan conexión con otros, lo cual genera caos vehicular.

Considera que Ñu Guasu debe habilitarse como autopista solo una vez que culmine la segunda etapa de la avenida Costanera, ya que de lo contrario ocasionará un feroz embotellamiento en esa zona asuncena.