19 de febrero
Lunes
Muy nublado
25°
35°
Martes
Parcialmente nublado
25°
36°
Miércoles
Muy nublado
25°
37°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 10 de febrero de 2017, 18:44

Más hombres protagonizan accidentes en días lluviosos

La imprudencia, el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y la lluvia son los detonantes de siniestros viales. Según estadísticas que maneja el Ministerio de Salud, el 70% de las defunciones por esta causa se concentra en personas de entre 20 y 24 años y son los hombres los más afectados.

Las lesiones por razones externas se encuentran entre las primeras cinco causas de muerte en el país y es la cuarta a nivel mundial. El 40% ocurre por accidentes de tránsito.

El mayor porcentaje de decesos relacionados a percances en las vías -cerca del 70%- se observa en edades por debajo de los 40 años, concentrándose principalmente en la franja de entre 20 y 24 años.

La mayor carga de mortalidad por accidentes se registra en hombres, con una relación de 4:1 con las mujeres, es decir, unas 4 veces más que lo reportado en la franja femenina.

Desde el 2008 hasta la fecha, la motocicleta es el principal vehículo asociado con esta alta mortalidad. Del total de fallecidos en siniestros viales, alrededor del 60% es protagonizado por motociclistas.

Solo el 13% de los motociclistas utiliza habitualmente casco y el 20% de los automovilistas hace uso del cinturón de seguridad.

Entre los causantes de accidentes también se encuentra el mal estado de las rutas, el empleo de distractores (celulares y otros) y la falta de educación vial. Además, cuando llueve el riesgo es mayor.

Evitar accidentes de tránsito depende de la prudencia

La principal causa para la ocurrencia de percances viales sigue siendo el factor humano. La imprudencia y el exceso de velocidad, además del consumo de alcohol y drogas, se encuentran estrechamente asociados a la accidentabilidad.

Aparte de la irresponsabilidad del conductor, se destaca la imprudencia del peatón que cruza la calle sin mirar, por lo que la falencia se centra en la educación vial.