23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 30 de abril de 2017, 01:00

Los cuatro problemas que impulsan a mujeres a buscar ayuda sicológica

Ansiedad, depresión, secuelas de violencia física y sexual, y consumos de sustancias son las principales causas de consultas de las mujeres con los profesionales de salud mental, según los datos de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública (MSP).

En el 2015 se registraron 85.425 consultas, de las cuales el 59% correspondieron a mujeres y el 14% fueron por depresión. En el 2014, las consultas fueron un total de 98.291, entre ellas el 11%, también por depresión.

“Las mujeres son fundamentales en todas las esferas sociales. Sin embargo, debido a la gran cantidad de funciones que han de desempeñar en ellas, corren un mayor riesgo de padecer problemas mentales que el resto de los miembros de su comunidad”, sostiene la doctora Patricia Calderini, médica sicoterapeuta de la Dirección de Salud Mental.

Embed

Ellas, además de estar sometidas a múltiples presiones, se enfrentan a la discriminación por motivos de género y a sus consecuencias, como pobreza y el trabajo excesivo. Una manifestación extrema, pero frecuente, de la desigualdad entre los sexos es la violencia sexual y doméstica contra las mujeres, enfatizó.

Una mujer generalmente desarrolla un problema de salud mental cuando las presiones sociales son mayores que su capacidad para lidiar con las cuestiones, añadió.

Los trastornos inciden en síntomas o manifestaciones físicas, como dolores de cabeza, cansancio, dolores musculares, mareos, dolores de estómago, dolores de espalda, visión borrosa, debilidad e intolerancia a la comida, señaló.

¿QUÉ HACER? “Un trastorno mental o del comportamiento se caracteriza por una perturbación de la actividad intelectual, el estado de ánimo o el comportamiento que no se ajusta a las creencias y las normas culturales. En la mayoría de los casos, los síntomas van acompañados de angustia e interferencia con las funciones personales”, sostiene.

Las personas que presentan uno o varios de los síntomas enumerados deben consultar a un profesional si persisten, provocan un sufrimiento importante o interfieren con las tareas cotidianas, recomendó. (Ver infografía).

La genética, las hormonas, el trastorno disfórico premenstrual, la depresión posparto, la menopausia y el estrés son las principales causas de la depresión en la mujer. Ellas se siguen caracterizando por pedir más ayuda a un profesional que los hombres.

“Las mujeres en general acuden en un porcentaje un poco mayor. Se cree que los hombres si lo hacen es porque ya están realmente muy enfermos”, señaló.

Las actividades y los eventos de la vida diaria generalmente ponen a la mujer bajo presiones que le causan tensión física y mental, remarcó la doctora Calderini.