20 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 24 de agosto de 2017, 01:00

Los amos también se unen y dividen

Escribo esto confiado de que todavía existe libertad constitucional de expresión en el Paraguay.

Resulta que soportamos todos las presiones de los amos económicos, políticos, culturales, etc., del Paraguay. Nos venden, usan y abusan de nosotros. Ellos aparecen como todopoderosos. Vetan lo justo (campesinos) cuando les conviene. Apoyan a manifestaciones (la enmienda) cuando les conviene también.

Pero los amos también tienen su grietas, los fallos, en los que podemos coyunturalmente aprovecharnos. Y esta grieta y este fallo es que también ellos, por sus intereses, se unen y se dividen.

En ocasiones, la mayoría popular ni nos enteramos. Pero, en otras, sí lo sabemos. Lo que pasa es que, muchas veces, llegamos tarde para sacarle provecho.

Pongo dos casos recientes. Cuando estábamos en la pelea por la enmienda para la reelección el grupo de los poderosos se dividió. Si ganaban Cartes y su grupo, podrían tener más ocasiones de quedarse con fuentes de ingresos millonarios en obras. El otro grupo estuvo luchando contra Cartes y nos usaba apoyando las manifestaciones. Como los dos tenían los monopolios de los MCS la pelea fue pública.

Perdimos la ocasión de debilitarlos entre ellos. Los manifestantes teníamos objetivos que nada tenían que ver con esos dos contrincantes. Éramos la tercera fuerza que estábamos ya hartos y expresamos el hastazgo.

En el asunto del subsidio a los campesinos ocurrió lo contrario, al segundo día alguien me dijo: “Lo único que consiguen es que se unan los poderosos”. Cuidado, porque con los días no consiguieron todo, pero sí mucho más. Pero se unieron los poderosos y para bien de todos ellos, Cartes puso el veto. Con ello fue cobarde o listo. Un punto interesante de discusión.

Cuando les es necesario, los poderosos del Paraguay logran unirse. Otras veces se dividen, y esa es la gran ocasión de aprovecharse y sacarles provecho en beneficio de los empobrecidos.