18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
miércoles 2 de agosto de 2017, 23:39

Las peripecias de la protesta antes de la primera victoria

Aún todo estaba en duda cuando labriegos llegaron hasta la sede del Congreso Nacional a manifestarse con palos en mano, mientras Diputados trataba dos proyectos de Ley que benefician al sector. Derribaron vallas se seguridad en medio del tumulto.
La Policía logró, mediante el diálogo, llevar la protesta por el camino de la tranquilidad. La fuerza o la agresión no prosperaron pese a que parecía que todo se descontrolaría luego de que los campesinos derribaron las vallas de seguridad. La manifestación siguió con cánticos y sin violencia.

La espera se hizo larga. Durante cinco horas los diputados debatieron sobre los dos proyectos que abordan los principales conflictos del sector: de emergencia campesina y rehabilitación financiera. Ambos fueron sancionados por el Congreso luego de mucho "análisis".

Embed

Faltaba poco para que el reloj marque las 20.00 de este miércoles cuando, finalmente, los parlamentarios en medio de una aparente jugada política aprobaron el proyecto de subsidio a la deuda campesina. Al enterarse, los labriegos celebraron la decisión cantando el himno nacional paraguayo. La fiesta se realizó en la Plaza de Armas.

REDES.mp4


Antes de cambiar el escenario, frente al Congreso, campesinos pedían a gritos que se aprueben ambos proyectos. Un hombre, con una Biblia en las manos, rogaba a Dios que los legisladores den el visto bueno a las propuestas que podrían salvarlos de sus deudas.

El hombre rezaba sin parar, hasta que la noticia de "ok" dentro del Congreso le fue dada.

Embed

En ese momento un grupo de labriegos se acercó a policías y agradeció por el apoyo durante todo el proceso de manifestación. No necesitaron utilizar la fuerza ni enfrentarse gracias al diálogo, según dijeron a medida que se saludaban con las manos.

Un joven se destacó de entre la multitud. Se acercó a los policías y, tocándoles el hombro a cada uno, agradeció la empatía con la cual accionaron en todo momento durante las cuatro semanas de protesta en el centro de Asunción. Esto lo pudo captar el fotógrafo Dardo Ramírez, de UH.

Embed

Los uniformados se retiraron satisfechos por la paz que sentían ambos grupos. Ahora se espera la respuesta del presidente de la República, Horacio Cartes, para que se promulgue o no la ley que beneficiará al sector campesino.

APARECEN EN ESTA NOTA