28 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 14 de mayo de 2017, 01:00

La violencia sicológica contra mujeres es menos visible, pero más grave

Las mujeres confunden maltrato sicológico con malas relaciones o mala suerte. Según dijo Lourdes Ostertag, sicóloga del Ministerio de la Mujer, hay falta de información sobre este tipo de violencia.

"Mi marido no me pega pero me insulta, me humilla, me controla", son algunas de las frases relatadas por víctimas de violencia sicológica que recurren al Ministerio de la Mujer para ser atendidas, explicó la sicóloga de la institución, Lourdes Ostertag.

Indicó que la violencia sicológica es menos visible con relación a la violencia física, reconocible a través de golpes, moretones, cortes. Sin embargo, la profesional de la sicología resaltó que el maltrato sicológico es igual de dañino o más grave incluso, porque siempre está presente en todos los tipos de violencia.

"Cuando hay violencia sexual te afecta sicológicamente, cuando hay violencia económica también, al igual que la física; por lo tanto, es la única violencia que está presente en todas las otras modalidades", aseveró la especialista.

Además, señaló que cualquier comportamiento del agresor que atente contra la estabilidad emocional de la víctima de manera sistemática y reiterada debe ser considerado maltrato sicológico.

Asimismo, puntualizó que el maltratador lo hace teniendo el control absoluto sobre su pareja para desvalorizarla, intimidarla y vulneralizarla.

Violencia de control. El control es manifestado de diversas formas; "me prohíbe trabajar, me prohíbe estudiar, me prohíbe tener amigos, me prohíbe hablar con familiares, me prohíbe maquillarme, saludar a una vecina o vecino, 'por qué te vas a ir a perder tiempo, en vez de estar en casa'", son los dichos expresados por las víctimas durante su terapia, explicó Ostertag.

Por otra parte, expresó que en la actualidad hay un nuevo tipo de control, derivado del manejo de las redes sociales y los teléfonos celulares. "Si vos me querés me vas a dar tu clave, tu contraseña de las redes sociales y del celular". Esto, de modo a que el agresor tenga el control absoluto, y es ahí donde se producen los maltratos verbales, dijo la profesional.

También acotó que los maltratadores reclaman a sus parejas: "Por qué fulano le puso me gusta a tu foto, por qué chateás con ese hombre, o inclusive con mujeres. Si ella chatea con una amiga, esa va a ser nexo con otro tipo. Dentro de la violencia sicológica este es el componente de la celopatía, siempre la excusa son los celos, pero en realidad es el control", comentó Ostertag.

El maltrato sicológico es el más difícil de detectar, ya que al comienzo de una relación de noviazgo, en los primeros días de casados o de convivencia la mujer toma todo como muestras de amor, en vez de notar signos de alerta.

"'Porque me quiere me cela', al comienzo es muy sutil, pero después cuando se va cerrando el cerco y la víctima ya no tiene contacto con la familia y amigos, tampoco cuenta con un estudio y se torna más dependiente de él económicamente y emocionalmente, es cuando inicia la violencia mencionada", afirmó.

Consecuencias. Las mujeres víctimas de violencia sicológica pueden tener graves consecuencias, como por ejemplo: tienen miedo de tomar decisiones en su propia vida, de disfrutar de actividades que antes amaban, se alejan de familiares y amigos, y constantemente sienten culpa.

Así como también se sienten cansadas, ansiosas y tristes, tienen problemas para conciliar el sueño, dolores de cabeza, trastornos alimenticios, estrés y cuentan con una baja autoestima que les hace creer que no pueden decir o actuar de una manera determinada por temor a que él se pueda molestar o enojar.

Incluso corren el riesgo de caer en adicciones, consumir alcohol, sicofármacos o drogas ilegales, según los expertos. Finalmente, pueden aparecer dificultades en el rendimiento laboral o académico.

¿Cómo se prueba la violencia sicológica? A través de una constancia sicológica realizada por especialistas de la entidad estatal o el Ministerio Público.