4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de octubre de 2016, 01:00

La vida no puede prolongarse más allá del límite actual

AFP

PARÍS - FRANCIA

Aunque la esperanza de vida no cesó de aumentar durante el siglo XX, la duración de la vida humana podría haber alcanzado un tope máximo, según un estudio publicado por la revista británica Nature.

“Nuestros resultados sugieren que la duración máxima de la vida humana es fija y está sometida a limitaciones naturales”, escribe un grupo de investigadores norteamericanos dirigido por Jan Vijg, que estudiaron la edad máxima alcanzada en una cuarentena de países. No es la primera vez que la ciencia se interesa por esa cuestión.

En 2014, un estudio francés ya había demostrado que la esperanza de vida desde hace algunos años parece estar alcanzando un tope, tanto entre los atletas de muy alto nivel como de los “supercentenarios” (personas de más de 110 años). De momento, ningún supercentenario logró igualar o superar el récord de longevidad de la francesa Jeanne Calment, fallecida en 1997 a los 122 años.

Al estudiar a los “supercentenarios” en cuatro países (Francia, Japón, Gran Bretaña y Estados Unidos), los investigadores norteamericanos descubrieron que la edad máxima de deceso había aumentado rápidamente entre 1970 y 1990, antes de alcanzar una meseta en 1995.

Después de esa fecha, la edad máxima de deceso comenzó a bajar ligeramente, del orden de 0,38 año por cada año, entre 1995 y 2006. Desde el fallecimiento de Jeanne Calment, “los decanos de la humanidad murieron alrededor de los 115 años y prevemos que eso no cambie en un futuro previsible”, explicó Brandon Milholland, uno de los autores del estudio.

No excluye que alguien pueda vivir más tiempo, pero las probabilidades de que un ser humano viva hasta los 125 años son casi inexistentes, con “una probabilidad de menos de 1 en 10.000”, estima.

La esperanza de vida aumentó fuertemente durante el siglo XX, paralelamente a una rápida disminución de la mortalidad infantil y a mejores condiciones sanitarias, señalan los expertos.

Sin embargo, aunque hoy en día un número creciente de personas viva más de 70 años en unos cuarenta países donde existen estadísticas disponibles, el aumento de la supervivencia en personas de más de 100 años comenzó a estabilizarse y luego a bajar a partir de 1980. Los investigadores admiten que sus resultados sugieren –pero no demuestran– que la duración de la vida humana podría haber alcanzado su límite natural. “Nuevos avances en la lucha contra las enfermedades infecciosas y crónicas podrían aumentar todavía más la esperanza de vida media de la población, pero no la duración máxima de la vida”, señala Vijg.