27 de marzo
Lunes
Tormentas
22°
29°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 10 de enero de 2017, 02:00

La La Land, un homenaje a los filmes clásicos que empieza a hacer historia

La La Land, un musical que rememora al Hollywood dorado de los años 50, se llevó siete Globos de Oro –récord desde 1978– en una ceremonia con sorpresas y una elocuente crítica de Meryl Streep a Donald Trump.

Como "una película sobre soñadores y creo que la esperanza y la creatividad son lo más importante en el mundo", describió la actriz Emma Stone el filme musical La La Land, la gran ganadora de la 74ª edición de los Premios Globos de Oro, que entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

La La Land está ambientada en Los Ángeles y narra la historia de Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz que vive en la cuna del cine en busca del sueño hollywoodense y que, mientras la fortuna llegue, se gana la vida como camarera; y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista que sobrevive de las actuaciones de segunda y sueña con regentear su propio club donde rendir tributo al jazz más puro. Sus destinos se cruzarán y la pareja descubre el amor, un vínculo que hará florecer y luego poner en jaque las aspiraciones de ambos.

Pero no es la historia de amor lo que le valió al filme 7 premios, sino que demuestra "la importancia de tener un sueño y perseguirlo", como lo definió Gosling. Además, la ambientación y el manejo del color con reminiscencia vintage hacen única a la película.

"La gente se siente identificada con el concepto de esta película", dijo Gosling, que también fue galardonado por su actuación en ella.

"La importancia de perseguir un sueño a pesar de las trabas es un precioso mensaje", recalcó Gosling.

La propia realización de la película es el resultado de una suerte de quimera, el de Damien Chazelle (director de la galardona Wiplash) un joven director que llevaba desde 2010 luchando para hacerla.

La espera mereció la pena. No parece casual que el boom de la película se haya producido en un EEUU que se prepara para la asunción de Donald Trump. En un momento de clara polarización, se ve La La Land como una apuesta por la ilusión en tiempos oscuros.

El filme obtuvo el galardón como Mejor comedia o musical, Mejor actor para Ryan Gosling, Mejor actriz para Emma Stone, así como Mejor director para Chazelle, Mejor guión, banda de sonido y canción original.

Con siete premios de siete nominaciones, el musical de Damien Chazelle superó a las dos películas que ostentaban el récord: Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) y El expreso de medianoche (1978), con seis premios cada una.

Más premios. En la categoría de drama, la película independiente Moonlight, una historia sobre un niño pobre de raza negra que busca su identidad sexual, se quedó con el premio principal, mientras que Casey Affleck ganó como Mejor actor dramático por su Manchester by the Sea.

Isabelle Huppert ganó el premio como Mejor actriz dramática por el thriller francés Elle –mejor película en lengua no inglesa– en una sorpresiva victoria sobre Natalie Portman, quien era la favorita por su papel como la viuda de John F. Kennedy en Jackie.

Atlanta ganó como Mejor serie de comedia y su creador y protagonista Donald Glover un Globo de Oro como Mejor actor de comedia.