10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 26 de junio de 2016, 01:00

“La gente cree que el periodismo es riesgoso, pero justifican los ataques”

El entrevistado vino al país con la titular de la Unesco, Irina Bokova. Valora que los tres poderes del Estado de Paraguay hayan firmado un plan de seguridad de periodistas. Advierte que las agresiones contra periodistas van en aumento.

Por Carlos Peralta

Frank La Rue fue relator especial de Naciones Unidas sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión desde 2008 a 2014. En ese periodo redactó y presentó diez reportes históricos sobre la situación de la libertad de expresión ante el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General de la ONU. Dichos informes supusieron importantes hallazgos en temas como la protección de los periodistas, la libertad de expresión en internet y el impacto de los Estados que vigilan la privacidad y la libertad de expresión. En esta nota, resalta la trascendencia de construir en el país un plan de seguridad efectivo y ágil para periodistas donde el Estado esté involucrado.

–¿Cuál es la labor que cumple la Unesco en lo que hace al trabajo periodístico?

–Nosotros vemos el tema libertad de prensa, desarrollo de los medios y protección de periodistas. Y eso tiene que ver con alfabetización mediática. Y otra división que ve internet, pero desde el punto de vista de medio, como uso de tecnología en medios, vemos todo lo que es la definición de las leyes que protegen a la libertad de expresión y dentro de eso la diversidad cultural.

–¿Cómo ve el desarrollo de los medios?

–Le damos mucha importancia a la profesionalización de periodistas, a la calificación de los medios. La gente se olvida de que la prensa es un servicio a la comunidad, lo que uno defiende es el derecho de los periodistas a expresarse, pero también el derecho de toda la sociedad a recibir información de forma diversa.

–¿Por qué cree que hay un aumento en las agresiones contra la prensa a nivel global?

–Vemos cómo en este momento, tristemente, a pesar de que todo el mundo habla de libertad de prensa, está vinculado con el internet; antes se escribía en periódicos chicos y la noticia circulaba solo en la ciudad, pero ahora todos los medios tienen su versión digital y pueden ser oídos en todo el mundo. Ahora se le tiene más miedo al efecto de la noticia. Los periodistas libremente deben practicar su profesión sin acoso, sin amenazas, los periodistas deben tener un mecanismo de seguridad para conocer que las cosas se pueden hacer mejor, tener mecanismo de prevención, todos los países deben tener ese mecanismo.

–¿Cómo se logran esos mecanismos?

–Primero se debe tener un marco legal que proteja la libertad de prensa y libertad del periodista, que mantenga la posibilidad de defender la privacidad de las fuentes, implica que efectivamente haya un respeto a la privacidad. Y el tema de la impunidad, hemos visto que una de las causas grandes de la violencia contra periodistas es que no se investigan hechos anteriores, es un fenómeno raro porque la gente cree que la profesión de periodista es inevitablemente riesgosa y como que ellos se la buscaron, la gente justifica los ataques. Y el periodista juega un papel importante.

–¿Cómo hacer frente a las amenazas a periodistas en zonas donde hay crimen organizado o predomina la narcopolítica? En nuestro país, Pedro Juan es últimamente una zona de guerra.

–Nosotros proponemos mucho el sistema de Colombia. Fue un pacto nacional, hicieron un programa de protección de periodistas que era un plan tripartito, no era un plan de seguridad global, pero para medidas de emergencia ha funcionado muy bien y lograron salvar vidas, tenían carros blindados, podían poner cámaras en sus oficinas, fondos para sacarlos de la zona, se debe tener un mecanismo que empiece con la prevención.

–¿Qué implica eso?

–Por ejemplo, la capacitación de las fuerzas públicas, las fuerzas de seguridad deben saber la importancia de la prensa, deben saber tratar con periodistas, en manifestaciones públicas los primeros que sufren son los fotógrafos; y la capacitación de los mismos periodistas. Cada vez más se vuelve peligrosa la profesión del periodista. Debe haber un diálogo con el Estado, donde el Estado se haga responsable.

–¿Cómo afectan las condiciones de precariedad laboral y conflictividad social del país el ejercicio del periodismo?

–Muchísimo. Estamos sufriendo un periodo muy duro. Cada vez menos los medios tienen compromisos, prefieren pagar por el artículo y al periodista le da más inseguridad. Antes el personal de planta tenía mucha libertad.

–En nuestro país se da mucho el caso de que un mismo periodista debe cubrir todas las plataformas, los medios invierten menos en RRHH. ¿Qué opina de eso?

–El tener una versión digital no me molesta, está bien, es un estilo, antes el periodismo era especializado, hoy resulta que un periodista debe hacer radio, escribir, bailar y todo, ahora, estamos entrando a la cultura del Twitter, a la noticia en dos líneas, estamos perdiendo la riqueza de un artículo. El arte de un periodista es que no es tan largo ni tan corto, sabe explicar con sencillez, el estilo literario se está perdiendo por el tuit, esa es una imposición cultural que no me agrada.

–¿Cree que los ataques a la prensa de parte de los Gobiernos ha disminuido, teniendo en cuenta que la prensa es contrapoder?

–Yo creo que no. No solamente en América Latina, sino en el mundo. Los políticos están más sensibles. Un ejemplo es Donald Trump, que ataca constantemente a la prensa, en un país que se jacta de su libertad de expresión. Yo creo que en el mundo ha habido un ambiente de agresividad hacia la prensa.

–¿Qué informaciones tiene usted sobre denuncias a la libertad de expresión y de prensa en Paraguay?

–Conozco bastante de Paraguay, pero no puedo calificar. Una de las cosas es que Paraguay sí ha hecho una cosa novedosa y el Congreso, junto al Ejecutivo y la Corte Suprema de Justicia, ha decidido lanzar un plan de seguridad de periodistas. Varios países del mundo tienen un plan de seguridad. Lo van a hacer como un plan conjunto, que es muy importante que los tres poderes se pongan de acuerdo. Nosotros daremos asesoría. Es un buen paso.

–¿Qué le dijo el presidente Horacio Cartes sobre este tema?

–El presidente Cartes nos manifestó que tenía mucho interés en mantener un ambiente de transparencia y de garantizar el acceso a la información, y le dijimos que apoyamos con mucho gusto. Nos invitaron a venir para el 28 de setiembre. Me parece que si hay un Gobierno que quiera hacer una expresión clara es bueno que lo haga, pero también con diálogo con periodistas.

–Muchas veces desde los medios se actúa de manera irresponsable con las publicaciones...

–Sí, para eso existen los delitos de difamación y calumnia, y los tribunales de imprenta. El Estado no tiene que ver con el contenido de los medios, eso es censura. Sin embargo, la opinión pública sí puede involucrarse; algunos medios piensan que la libertad de prensa es impunidad total y eso no es cierto.