27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
35°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
32°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
viernes 13 de enero de 2017, 12:51

La fuerza del amor: Los padres que buscan un especialista para sanar a su hijo

Juan y Blácida son padres del pequeño Steven, de dos años de edad, quien padece complicaciones en las vías urinarias desde su nacimiento. Su padre lucha por llevarlo al extranjero para que un especialista lo pueda analizar. Esta es la historia:

Por Magdalena Britos

El 27 de noviembre de 2014 nacía un pequeño hombrecito que formaría parte de la familia de Juan y Blácida, el cuarto hijo. Todo parecía que iba bien. El embarazo, a pesar de que Blácida con sus 47 años poseía algunos riesgos, tomó su curso normal hasta el nacimiento, cuando se percataron de que Steven no nació totalmente sano, pues traía consigo algunas complicaciones en las vías urinarias.

Juan Chaparro cuenta que su vida cambió por completo. Hace algunos años tenían una despensa, pero luego dejó el negocio y se dedicó a otro rubro, el de vendedor ambulante.

En su lengua materna, el guaraní, don Juan Chaparro relató, con lágrimas en los ojos, sentado en el balcón frente al cuarto en donde está internado su pequeño, lo difícil que es ver a su hijo día tras día, sin obtener un diagnóstico oficial, luchando para sobrevivir y evitar complicaciones, teniendo que ser él el más fuerte de la familia y no demostrar llanto alguno, ni a su hijo ni a su señora, pues dice que muchas cosas prefiere no demostrar. Hay que ser fuertes y continuar, sostiene.

Embed

Unos años atrás

Don Chaparro dejó de ser vendedor ambulante por las complicaciones que llevaron al pequeño Steven a internarse hace más de un mes. Hoy viven de la caridad de las personas de buen corazón que aparecen por las salas del Hospital Materno Infantil a llevar donaciones de los vecinos de su hogar en el barrio San José Obrero de Fernando de la Mora Zona Sur, que con actividades logran recaudar fondos para subsanar los gastos que derivan de los medicamentos y estudios que el niño debe realizarse por la falta de insumos en el hospital. Y también cuentan con la ayuda de familiares que no dejan de lado el lazo sanguíneo en las peores circunstancias.

Todo parecía normal hasta que salió a la luz una complicación

"Después de nacer él se hizo una ecografía y ahí le salió que tenía una malformación en la vía urinaria, en la vejiga, y que eso se tenía que tratar con un especialista. A los ocho días de nacido ya vinimos a Clínicas para que le vea un especialista", expresó Blácida, relatando los primeros días, cuando iniciaba la travesía por buscar una solución a las complicaciones del pequeño Steven.

Eso fue solo el comienzo, los pedidos de estudios comenzaron a fluir, muchos de ellos no podían realizarse en el Hospital Materno Infantil por falta de maquinaria o insumos, lo que llevó a Juan y Blácida a buscar la forma de costear todo lo necesario para detectar el mal que agobiaba a su hijo menor.

Embed

Blácida relató que al principio, a pesar de todos los estudios realizados, los médicos no detectaban en su totalidad el problema en sí que tenía Steven; tanto así, que tuvieron que volver cada mes a controles y realización de estudios para continuar con la investigación de las causas por las cuales Steven tenía inconvenientes renales.

"Veníamos y veníamos cada mes para su control, hasta que una vez me pidieron un estudio para saber cómo se encontraba. A los seis meses él se sometió a la cirugía de meatotomía, su primera cirugía", comentó la madre afirmando que, si bien parecía que la intervención fue un éxito, no lograron que el pequeño pudiera orinar bien en su totalidad, decayendo nuevamente. A pesar de que los médicos explicaron a los padres que Steven mejoraría, Blácida afirmó que el pequeño empeoró.

Steven se internó por la cirugía un par de días, luego fue dado de alta, pero continuaron los controles mensuales, afirmaron los padres.

El diagnóstico

Pasaron los meses y Steven no mejoraba, Blácida y Juan volvieron con más frecuencia al hospital para buscar alguna solución al mal que aquejaba al pequeño.

Actualmente, con dos años de edad, Steven se encuentra internado en el Hospital Materno Infantil por la misma causa que le produjo problemas desde su nacimiento. Le diagnosticaron hidronefrosis bilateral severa y refllujo bésico ureteral grado 5; en otras palabras, la dificultad de orinar bien porque las vías por las que pasa la orina se encuentran taponadas por alguna razón y ambos riñones están inflamados, lo que causa una obstrucción en las vías renales.

Embed

Parte médico

Fue consultado el caso del pequeño Steven con el jefe de Infectología de Pediatría, el doctor Richard Lezcano, quien accedió a explicar la situación por la que pasa el paciente.

"El pequeño sufre hidronefrosis bilateral severa y reflujo bésico ureteral grado 5, es decir, las vías para orinar están trancadas. Ambos riñones están inflamados. Hay una obstrucción. En este caso hay que hacer una vecicostomía, que es una derivación urinaria para destrancar las vías", expresó el pediatra.

Ante la consulta de quién sería el especialista que debería de estar a cargo del caso de Steven, el mismo afirmó que las cirugías a realizarse en el hospital quedan a cargo de un cirujano infantil.

Pero al consultar si existe un especialista para tratar el caso de Steven, Lezcano dijo que "no hay urólogo infantil en el país, pero el cirujano infantil hace el trabajo del urólogo infantil", expresó el médico.

De este modo, queda claro un aspecto desconocido por muchos, la falta de urólogos infantiles en el país.

Uno de muchos casos

En este caso, como en muchos, Juan Chaparro y Blácida Ortigoza tienen las esperanzas de poder viajar a Buenos Aires, Argentina, en donde, según averiguaciones, en la Clínica Garrahan existe el especialista en el área (urólogo infantil) que necesita Steven.

Embed

Los padres del pequeño, así como relataron la experiencia vivida en estos dos años con su hijo, esperan poder conseguir ayuda para costear los gastos del viaje hasta el país vecino y lograr que un urólogo infantil lo pueda analizar, aunque eso traiga consigo decepción o esperanza, si bien tienen mucha fe en que Steven podrá mejorar.

Para contactar con Juan Chaparro, padre del pequeño Steven, pueden llamar al (0981) 185 797