28 de septiembre
Miércoles
Calor
17°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
18°
35°
Viernes
Mayormente nublado
17°
31°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 12 de septiembre de 2016, 02:00

La Corte ahora medirá rendimiento y producción de jueces de todo el país

Establecieron tasas de resolución, pendencia y congestión con valores a ser alcanzados. Quieren que 9 de cada 10 casos sean resueltos en el año. Sería implementado a partir de octubre de este año.

El rendimiento de los juzgados de Primera Instancia de todos los fueros será medido cuantitativamente, según resolvió el pleno de la Corte Suprema de Justicia.

En otras palabras, medirá la producción, basado en la cantidad de casos que entran en el año y que sean resueltos de manera definitiva.

Para ello, la Corte estableció tres aspectos a medir. Las tasas de resolución, de pendencia y de congestión que deberán ser informados trimestralmente por cada juzgado.

En cada uno se establece un objetivo, de modo a mejorar la cantidad de expedientes resueltos en forma definitiva por los magistrados.

TASAS. La tasa de resolución, que equivale al nivel de fallos que tiene el juzgado. Se obtendrá al dividir la cantidad de casos resueltos en el año con la cantidad de expedientes que ingresaron ese año.

Para esta tasa, se tiene como objetivo llegar a 0,90. Es decir, quieren que 9 de cada 10 expedientes ingresados tenga una sentencia definitiva.

Luego está la tasa de pendencia, que es la cantidad de juicios que quedaron pendientes en el año. Se obtiene al dividir el número de causas que quedaron sin resolución en el año, con la cantidad de expedientes resueltos.

El objetivo de esta tasa es llegar a 4. Cuanto más alta es la cifra, menos casos quedan sin un fallo, explicó la abogada Virginia Alarcón, directora del departamento de Análisis y Programación de la Dirección de Auditoría de Gestión Jurisdiccional.

Finalmente, se tiene la tasa de congestión, que es la cantidad de casos pendientes que quedan de otros años que siguen sin concluir.

Esta tasa se obtiene de la suma de los casos que quedaron al inicio del año con los ingresados en el año, divididos con la cantidad de casos resueltos en ese periodo.

Para esta medición, la Corte fija 5, como objetivo. De esta manera, cuando más alta, menos cantidad de casos quedaron en el tintero de los juzgados.

A NIVEL PAÍS. La resolución de la Corte para la aplicación de las tasas de medición se extiende a todos los juzgados del país en todos los fueros.

Según las estimaciones, son las tasas de congestión (los pendientes que van acumulándose) las que darán más problemas a los juzgados.

Hay fueros que tienen poco control de la ciudadanía y son los que más lentos son a la hora de resolver las cuestiones que tienen a su cargo.

Entre ellos, están el fuero contencioso administrativo que hace unos años, tuvo que trabajar el doble para reducir su morosidad.

También están los fueros Civil y Comercial, de la Niñez y Adolescencia, y Laboral, que tienen altas tasas de morosidad. En este último fuero, según la ley, los casos deben ser rápidos.

Según la abogada Virginia Alarcón, hay juzgados que sacan resoluciones por autos interlocutorios, en vez de simples providencias, para aumentar la cantidad de resoluciones.

Por esta razón es que ahora se tomarán en cuenta solo aquellas sentencias o autos interlocutorios, que ponen fin al procedimiento del expediente.

Entre ellos, también están las resoluciones de competencia de juzgados, caducidad de instancia. Además, hay juicios que tienen menos complejidad que otros, como los juicios ejecutivos por ejemplo.