21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 2 de agosto de 2017, 10:16

La Cámara baja inicia la sesión que definirá el futuro de Temer

La Cámara de Diputados de Brasil inició este miércoles la sesión en la que definirá si autoriza a la Corte Suprema a iniciar un juicio penal por corrupción contra el presidente del país, Michel Temer.
EFE

La jornada comenzó con protestas en varias vías de acceso a Sao Paulo, el corazón financiero de Brasil, promovidas por simpatizantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo.

La sesión abrió con retraso para conseguir un quórum mínimo de 56 diputados, en medio de protestas de un grupo de diputados opositores que se presentó en el recinto con una pancarta con el lema "Fuera Temer" y reclamó la dimisión del presidente.

Cuando se proceda a la votación será necesario que estén presentes al menos 342 diputados, que constituyen las dos terceras partes del pleno.

Ese número es justamente el que deben sumar los votos necesarios para que se autorice a la Corte Suprema a aceptar las acusaciones de corrupción pasiva formuladas por la Fiscalía contra Temer.

En caso de que esos 342 votos no sean alcanzados o de que 172 de los diputados rechacen los cargos, la denuncia será archivada al menos hasta que Temer deje el poder, lo que en principio ocurrirá el 1 de enero de 2019.

Si la denuncia fuera aceptada, Temer sería suspendido de sus funciones durante los 180 días que duraría el proceso y, en caso de ser hallado culpable, perdería definitivamente el cargo.

El primer orador en la sesión de hoy es el diputado Paulo Abi-Ackel, autor del informe que será votado en el pleno, el cual recomienda el rechazo de los cargos formulados contra Temer.

El Gobierno calcula que cuenta con el apoyo de entre 250 y 280 diputados, lo cual bastaría para bloquear un eventual juicio penal contra Temer.

La minoritaria oposición ha admitido la superioridad de la base oficialista pero previsiblemente obstaculizará la sesión en un intento de postergar la votación.

La intención de esas maniobras, que podrían pasar incluso por no permitir el quórum necesario en el momento de la votación, sería ganar tiempo para que la Fiscalía pudiera presentar alguna otra denuncia contra Temer, quien también es investigado por los presuntos delitos de obstrucción a la justicia y asociación ilícita.