11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 26 de agosto de 2016, 00:12

La aerolínea nipona ANA cancelará 350 vuelos domésticos por problemas en sus motores

Tokio, 26 ago (EFE).- La aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA) anunció hoy la posible cancelación de unos 350 vuelos domésticos previstos hasta finales de septiembre debido a que ha detectado defectos en los motores Rolls-Royce de su flota de Boeing 787.

Las cancelaciones afectarán principalmente a la ruta que conecta Tokio con otras de las principales ciudades del país como Fukuoka, Hiroshima u Osaka, mientras que las conexiones internacionales no se verán afectadas, precisó la compañía en un comunicado.

Por el momento, ANA sólo ha anunciado oficialmente la suspensión de nueve vuelos domésticos previstos para hoy, aunque los medios nipones dan por hecho que estas rutas permanecerán inoperativas hasta finales de septiembre o comienzos de octubre debido a la amplitud de las reparaciones.

La medida se debe a que ANA ha detectado daños en algunos componentes de los motores fabricados por Rollys-Royce, que habrían sido causados por la insuficiente protección anticorrosiva de los aparatos.

ANA tiene previsto reemplazar los componentes de los motores en el medio centenar de los Boeing 787 que componen su flota.

Según la empresa nipona, el fabricante británico ha notificado a todas las aerolíneas que disponen de aviones equipados con motores Rolls-Royce la necesidad de reparar estos dispositivos.

En los pasados meses de febrero y pasado, dos vuelos internacionales de la aerolínea nipona se vieron obligados a volver a tierra tras su despegue debido a que se detectaron anormalidades en los motores de Rolls-Royce.

Desde entonces, ANA ha llevado a cabo reparaciones en todos los motores de sus 787 Dreamliners empleados en rutas internacionales.

El pasado sábado, un problema similar forzó el retorno de otro vuelo doméstico entre Tokio y Miyazaki (suroeste).

Las cancelaciones de hoy afectarán a más de 3.000 pasajeros y costarán a la empresa nipona unos 55 millones de yenes (484.800 euros/547.000 dólares), según un cálculo del diario nipón Nikkei.

ANA está negociando con Rolls-Royce una posible compensación por la suspensión de sus rutas, así como el costeo de las reparaciones, señaló el citado periódico económico.