10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 7 de septiembre de 2016, 01:11

Insurgentes musulmanes reclaman la autoría de una serie de atentados en Tailandia

Bangkok, 7 sep (EFE).- Un grupo de insurgentes musulmanes radicados en el sur de Tailandia reclamó la autoría de la serie de atentados con explosivos que en agosto sacudió varias provincias del país y causó cinco muertos, informan medios locales.

Un líder del Barasan Revolusi Nasional (BRN), el mayor grupo armado de rebeldes musulmanes que opera en el país, reivindicó la participación de sus militantes en los recientes ataques registrados, en declaraciones al medio "Benar News".

Entre el 11 y el 12 de agosto, más de una docena de artefactos explosivos detonaron en varios enclaves, algunos de ellos de importancia turística, a lo largo del centro y el sur de Tailandia.

Cinco personas perdieron la vida y cerca de medio centenar, entre ellos una decena de extranjeros, resultaron heridos por las deflagraciones.

El portavoz también señaló la autoría del BRN en el ataque sucedido ayer cerca de un colegio en la provincia de Narathiwat, en el sur del país, que mató a dos personas, incluida una niña de ocho años, e hirió a cuatro policías, así como el ataque contra un tren de pasajeros en el que pereció un tailandés.

La falta de progreso en las conversaciones de paz entre el Gobierno de Tailandia y el Mara Patani, agrupación que representa a varias facciones armadas del sur de Tailandia, es la razón esgrimida por el líder guerrillero, que habló en condición de anonimato.

Las autoridades tailandesas detuvieron a un sospechoso supuestamente implicado en la cadena de atentados y ha emitido hasta la fecha dos órdenes de busca y captura contra otros dos presuntos terroristas.

Más de 6.500 personas han muerto en las provincias de Pattani, Yala y Nharatiwat, una región de mayoría malaya y musulmana, desde que la insurgencia reanudó la lucha armada, en 2004, después de una década de letargo.

Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista y exigen la creación de un Estado que integre a las citadas tres provincias, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani y que Tailandia se anexionó hace un siglo.

La reivindicación de los ataques es inusual entre los grupos armados que operan en la región.