17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
jueves 20 de julio de 2017, 01:00

Helada dejó a tomateros sin parte de producción y con millonarias deudas

En Yguazú un solo productor perdió unas 30.000 plantas de tomate, sumando un perjuicio de G. 500 millones. En Mallorquín los feriantes ya anuncian que habrá escasez de productos hortigranjeros.

Wilson Ferreira y Noelia Duarte

JUAN L. MALLORQUÍN

Productores de tomate de los distritos de Yguazú y Juan León Mallorquín reportan millonarias pérdidas tras las heladas registradas en la semana, en esta parte del Departamento del Alto Paraná. Se anuncia que habrá escasez del producto en el mercado a nivel país.

La falta de lluvia en la región, que suma unos 30 días aproximadamente, fue determinante en el nivel de estrago causado a las plantas. "Estamos en una situación sumamente difícil y nos afecta a todos por igual. Ni los invernaderos pudieron salvarnos esta vuelta", relata Gaspar Vázquez, tesorero de la Cámara Frutihortícola del Paraguay, que aglutina a unos 300 socios de Alto Paraná, Caaguazú y Central.

Comentó que en su caso particular estima una pérdida de G. 500 millones, a lo que se debe agregar una deuda en el banco de G. 250 millones. Dijo que las bajas temperaturas destruyeron en su finca unas 30.000 plantas de tomate y 50.000 plantas de locote.

Vázquez, cuya finca esta ubicado en el km 60, distrito de Yguazú, dijo que trabaja con invernaderos, pero el grosor del plástico utilizado no fue lo suficiente para proteger los cultivos. "Donde usamos de un grosor mayor el problema fue menor, pero en el resto perdimos todo. Las cubiertas de mayor grosor son más costosas. Esto se va a sentir hasta en Asunción, que es nuestro principal mercado".

"Nos dejó muy mal, esperamos que el Gobierno nos ayude. El Ministerio de Agricultura ni siquiera se acercó a preguntar cómo estamos. Tenemos en cuenta que así no vamos a poder cubrir. Vamos a buscar la forma de refinanciar y comenzar de nuevo, no nos queda otra", lamentó.

Vázquez señaló que solo en su chacra tiene 30 personas con quien trabaja y que se verá obligado a reducir la cantidad. "No tengo otra cosa que hacer (...), estamos en la misma situación casi todos los productores del rubro".

DURO GOLPE. El Comité de Pequeños Productores, Feriantes y Artesanos de Mallorquín también reportó daños en sus cultivos de tomate, pepino, arveja, batata y poroto manteca. Esta organización aglutina a 35 familias y toda la producción está destinada al consumo local.

La feria semanal se realiza dos veces, los martes y viernes, y desde agosto también los sábados. Los que están en esta organización ya fueron visitados por técnicos de Agricultura, que realizan un levantamiento de datos para estimar el nivel de daño causado en la zona.

Algunas familias cuentan con media sombra e invernaderos, pero igualmente fueron afectadas, situación similar a la que se observó en Yguazú y Minga Guazú.

Los horticultores también anuncian que van a faltar productos en el mercado. "Con los daños sin dudas disminuirán los productos y en algunos casos faltarán. Fueron dos días de heladas muy severas, que muy pocas veces se observa. Esto se vino en plena seca. Si hay humedad la helada afecta menos. Esto se vino prácticamente de sorpresa, sin ninguna lluvia, el impacto fue bastante fuerte", lamentó Ángel Solís, presidente de la Comisión de Feriantes.