25 de marzo
Sábado
Mayormente nublado
24°
32°
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 5 de enero de 2017, 01:00

Gobierno local conocía plan de fuga en cárcel de Brasil

AFP, EFE y REUTERS

BRASILIA - BRASIL

Las autoridades del Estado de Amazonas, en el norte de Brasil, ya fueron alertadas de una posible fuga en la prisión donde 56 reclusos fueron asesinados y 184 escaparon, afirmó ayer el ministro de Justicia, Alexandre de Moraes.

“Había un plan de fuga. Entonces es necesario investigar si en realidad toda la confusión y las muertes ocurrieron para que los líderes (de una facción criminal que opera dentro de la cárcel) pudieran escapar o no”, afirmó en rueda de prensa desde Brasilia. Alertado sobre la posibilidad de fuga, el gobierno local reforzó la seguridad, pero no notificó a las autoridades federales sobre esos planes, aunque tampoco tenía la obligación de hacerlo, precisó Moraes, que se reunió ayer con la presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lucia Antunes Rocha.

pedido del papa. El papa Francisco hizo ayer un llamado a que los presos de todo el mundo sean tratados humanamente tras la muerte de 56 reclusos en una cárcel, el mayor motín en el país sudamericano en dos décadas. La violencia estalló el domingo entre bandas rivales de narcotraficantes en una prisión en la ciudad amazónica de Manaos. Algunos presos fueron decapitados y sus cuerpos arrojados por encima del muro del penal, que alberga más del triple de reos que su capacidad. “Expreso mi dolor y preocupación por lo que pasó”, dijo Francisco en su audiencia semanal en el Vaticano.

retomar control. La organización no gubernamental Human Right Watch (HRW) instó a Brasil a retomar el control de su sistema penitenciario, el cual, apuntó, está en manos de las facciones criminales, como la que el domingo incentivó una masacre en una prisión en la ciudad amazónica de Manaos. “El fracaso absoluto del Estado en ese sentido viola los derechos de los presos y es un presente en manos de las facciones criminales, que usan las prisiones para reclutar a los integrantes”, denunció en un comunicado la directora de HRW en Brasil, Maria Laura Canineu.