6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 6 de septiembre de 2016, 01:00

Giuzzio plantea comisión que investigue denuncia de escuchas

El senador Arnaldo Giuzzio, del PDP (Partido Democrático Progresista), anunció que está buscando apoyo a su propuesta de crear por ley una comisión especial dentro del Senado que tenga la competencia de investigar denuncias sobre escuchas telefónicas.

“Es muy importante ese control que se da en todas partes del mundo. Tiene que darse con relación primero si se tiene o no se tiene (los aparatos) y como se está utilizando”, manifestó.

Alegó que no interesa a quién se le hace las escuchas, pero por lo menos se tiene que saber quién está utilizando y para qué. “Necesitamos ver órdenes judiciales, si están judicializados los pedidos de este tipo de actuaciones. Podría hacer esta comisión si es que finalmente aceptan los colegas”, indicó Giuzzio.

Alegó que los senadores manejan casi la misma información que los medios, pero no más que eso.

Dentro de ese contexto, también señaló que están viendo la posibilidad de regular por ley los gastos reservados, que de hecho ya se había planteado años atrás.

Refirió que por más que este rubro sea de uso discrecional debe tener un mecanismo diferenciado de rendición de cuentas, lo cual consideró fundamental y se necesita saber.

“Para los gastos reservados no hay rendición de cuentas, y es total y absolutamente discrecional. Creemos que tiene que mantenerse así, pero tiene que rendirse cuentas”, sostuvo. “Tengo que saber si cien millones de guaraníes se gastó para un informante, pero después ver la rendición de cuentas que el mismo informante recibió otros cien millones de guaraníes. ¿Qué es lo que está pasando acá?”, preguntó.

Insistió en que tiene que haber una comisión de rendición de cuentas, que reúna toda la discreción necesaria, que se guarde esa información por 10 años, y quienes revelan algún tipo de dato o información sean pasibles de sanciones penales, incluyendo a funcionarios y congresistas.

Consideró además que la Fiscalía debe recuperar su credibilidad, y que recibe llamadas de reos desde la cárcel preocupados por sus casos.