24 de febrero
Viernes
Mayormente nublado con tormentas
23°
31°
Sábado
Nublado con chubascos
23°
32°
Domingo
Mayormente nublado
24°
33°
Lunes
Mayormente nublado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 11 de enero de 2017, 01:00

Fuerte disputa judicial entre vecinos por un balneario ubicado en Paso Itá

Los dueños de terrenos colindantes con la reserva presentaron un recurso de amparo. El juez de Horqueta definirá si las instalaciones se le quedan al empresario o al cuidado de la comunidad.

Justiniano Riveros

HORQUETA

Un hermoso balneario instalado en la comunidad Paso Itá, distrito de Horqueta, está en disputa judicial entre la comunidad y un empresario de San Pedro. Un juez de Horqueta definirá si las instalaciones declaradas como reserva ecológica quedan en manos de un empresario o al cuidado de la comunidad.

Se trata del balneario El Chorro, ubicado a unos 20 km de Horqueta, camino a Tacuatí, que es cuidado y explotado desde hace 10 años por la comisión de la comunidad Paso Itá, donde habitan 33 humildes familias.

Según Claudio Arroquia, presidente de la comisión del balneario, todo el arroyo Paso Itá (50 metros a los costados) ha sido declarado por la Municipalidad de Horqueta como reserva ecológica, lo cual implica que solo la Comuna podrá autorizar su explotación a comisiones organizadas.

Indicó que el empresario de Cruce Tacuatí, San Pedro, Rodolfo Ibarrola, adquirió un inmueble de 6 hectáreas que colinda con la reserva y que actualmente cerró el camino de acceso al balneario con la intención de explotarlo particularmente. "Este señor con prepotencia quiere arrebatar de la comunidad este balneario, que es la fuente principal de ingresos de la comisión", explicó.

Indicó que con apoyo de la Comuna horqueteña y de la Gobernación pudieron habilitar otro camino para seguir con la explotación legal del arroyo, donde, por su belleza natural, concurren cientos de personas los fines de semana. "Incluso por tener dinero recurrió a la justicia planteando un amparo constitucional y el juez no tiene otra opción que rechazar el pedido porque el arroyo no le pertenece", dijo.

Blas Rodas, inspector municipal en la comunidad, dijo que no permitirán que una persona se apodere de un patrimonio de la comunidad. "Paso Itá nunca fue a pedir auxilio a ninguna institución, mediante las recaudaciones obtenidas en este arroyo", mencionó.

Por su parte, Delio López, hermano e hijo de los propietarios de dos inmuebles, mencionó que esta gente tiene una comisión pro bolsillo y que ahora eso se les está terminando. "Yo ofrecí a la Comuna la explotación de 50 por ciento a las comisiones del distrito, no solo a Paso Itá, tengo todo el permiso, por eso esperamos justicia", dijo.

El lunes por la tarde se realizó la constitución del juez en el lugar, donde se encontraron dos grupos antagónicos (la comunidad y los dueños, que arrearon a indígenas de la zona con pancartas), que se agredieron verbalmente. Los dueños de los dos terrenos colindantes con la reserva ecológica –8 hectáreas de Primitiva López y 6 hectáreas de Rodolfo Ibarrola– presentaron un amparo constitucional al juzgado de Horqueta por supuesta invasión de propiedad privada. El caso es atendido por el juez de feria de Horqueta, Walter Peña.