28 de febrero
Martes
Mayormente nublado con tormentas
24°
34°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Viernes
Mayormente nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de diciembre de 2016, 01:00

Evacuaron de barrios rebeldes de Alepo a alrededor de 350 personas

Unos 20 hombres armados atacaron los autocares en las afueras de Fua y Kefraya. Hicieron bajar a los choferes que iban hacia las localidades y dispararon a los depósitos de combustible de al menos 5 de los buses.

AFP, REUTERS y EFE

ALEPO - SIRIA

Unas 350 personas pudieron ser evacuadas ayer por la noche del reducto rebelde de Alepo, indicó un responsable médico en el terreno, pese a que la reanudación de las evacuaciones ha sido aplazada hasta nueva orden.

"Cinco autobuses que transportaban 350 personas llegaron del este de Alepo, de los barrios asediados", indicó Ahmad al Dbis, jefe de una unidad de médicos y voluntarios que coordinan la evacuación cerca de Khan al Assal, territorio rebelde al oeste de la metrópolis donde llegan los evacuados. "Están en un estado terrible, no han comido, no han bebido, los niños se resfriaron", explicó Al Dbis. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, señaló que Rusia y Turquía empujaron a Damasco a autorizar la salida de ese convoy, llegado al último de los controles del régimen. Los pasajeros se negaban a regresar al punto de partida, subrayó. La evacuación de insurgentes y civiles de Alepo debía producirse en sincronización con operaciones similares en las localidades chiitas prorrégimen de Fua y Kafraya, asediadas por los rebeldes, pero una veintena de autobuses que debían salir de esas 2 ciudades fueron atacados por hombres armados y uno de los conductores murió, según el OSDH. Tras la evacuación de último minuto de estas 350 personas de Alepo, "5 autobuses podrían salir de Fua y Kafraya, pero es necesario encontrar una ruta para permitir que pasen garantizando su seguridad".

QUEMAN BUSES. Grupos armados incendiaron cinco autobuses que debían usarse para una evacuación cerca de Idlib, en Siria, ayer, frenando un acuerdo que busca permitir que miles abandonen el último foco rebelde en Alepo, donde los evacuados se hacinaban en autobuses por horas a la espera de partir. El OSDH, un organismo con sede en Gran Bretaña que monitorea la guerra, dijo que la evacuación de los poblados había sido postergada como resultado y que eso significaba que probablemente ocurra lo mismo con la evacuación de la parte oriental de Alepo.

A cambio de la evacuación de combatientes, sus familias y otros civiles de Alepo, los insurgentes –principalmente sunitas– habían acordado que las personas de los pueblos de Al-Foua y Kefraya, lugares chiítas que sitiaron cerca de Idlib, también deberían tener permitida la retirada. Videos publicados en redes sociales mostraban hombres con barba y armas celebrando y gritando "Dios es grande" al prender fuego los autobuses verdes antes de que pudieran alcanzar las aldeas.

ACUERDO. Rusia y las potencias occidentales pactaron ayer tras horas de negociación un texto de compromiso para que Naciones Unidas supervise las evacuaciones de civiles y combatientes opositores de la ciudad siria de Alepo. El proyecto de resolución se votará este lunes en el Consejo de Seguridad de la ONU, que originalmente iba a pronunciarse hoy sobre una iniciativa francesa con el mismo objetivo. La amenaza de un veto ruso, sin embargo, frenó el proceso y llevó a una renegociación del texto en busca de un consenso que permitiese su aprobación. Tras más de 3 horas reunidos a puerta cerrada, los embajadores de los 15 miembros del Consejo de Seguridad lograron finalmente un acuerdo.