25 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 19 de mayo de 2017, 02:00

En Guairá, los funcionarios no saben a quién obedecer

En la Gobernación del Guairá, los funcionarios no saben qué ordenes acatar porque el concejal Óscar Chávez, autoproclamado, jefe departamental, emitió una circular donde da algunas directrices a los funcionarios.

Sin embargo, el gobernador electo Rodolfo Friedmann también sacó una resolución en la cual alega que si se prestan a acciones ilegales serán responsables civil y penalmente.

Chávez, quien hasta ahora no puede explicar bajo que figura legal ocupa el cargo de “encargado de despacho”, sostiene en el documento que deberán acatar las instrucciones de sus superiores jerárquicos relativas al trabajo, observando la conducta acorde “con la dignidad del cargo”.

A la vez ordena que no está permitido retirar, sin previa autorización de la autoridad competente, cualquier documento u objeto de la institución e ingresar fuera del horario normal establecido, sin justificación escrita.

documentos. También alega en la circular que los funcionarios deberán asistir puntualmente al trabajo y prestar sus servicios con “eficiencia, diligencia, urbanidad, corrección y disciplina”, como también, realizar las tareas a sus cargos en las condiciones de tiempo, forma y modalidad establecida.

castigo penal y civil. Por su parte, el gobernador Friedmann emitió otro comunicado donde aclara que en el uso de sus facultades “como legítima autoridad” y ante las “maniobras políticas y administrativas de amedrentamiento de un grupo reducido de concejales”, se deberán cumplir ciertas normas.

Alega que los funcionarios se deberán abstener de concurrir a llamamientos de realizar acciones de complicidad tendientes a alterar el orden institucional y de perpetrar o alentar el menoscabo del poder legal ejercido ejecutando “directivas espúreas”.

El jefe departamental sostiene que los funcionarios que proceden de la forma contraria a las órdenes establecidas, serán responsables civil, penal y administrativamente en la medida de ser cómplices de quienes usurpan el poder político “con el nombre del gobernador y no tienen el respaldo jurídico, ético ni capacidad para ejercerlo”.

“Confiamos plenamente en la resolución favorable del conflicto en todos los planos”, culmina el texto.

El gobernador Friedmann Alfaro ya denunció hace una semana ante la Fiscalía a los concejales departamentales de su departamento por usurpación de cargo público.

Friedmann reaccionó así a la decisión que tomaron el viernes los miembros de la Junta Departamental quienes, avalados por una resolución del TSJE, resolvieron en mayoría nombrar encargado de despacho de la Gobernación al presidente de la Junta, Rodolfo Pereira. Ayer volvió a realizar la misma denuncia pero contra el autoproclamado gobernador Chávez.