20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 9 de mayo de 2017, 02:00

En Gran Asunción existe un déficit habitacional de más de 500 mil casas

La situación de pobreza o extrema pobreza hace que la gente more en viviendas con cocinas y baños precarios o esté hacinada en piezas debido a las dependencias insuficientes para todos sus miembros.

El déficit habitacional señalado por la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) es de 1.100.000 unidades a nivel país, según el Censo del 2012, de las cuales entre 40 y 45% corresponderían a ciudades de Gran Asunción, por lo que fácilmente superarían las 500.000 casas en todo ese territorio.

La mayor parte de las personas que no poseen una residencia propia se encuentran en la franja de la pobreza o de la pobreza extrema y son precisamente aquellas que habitan los puntos ribereños de las distintas localidades o de gente que no puede acceder a la compra de departamentos o viviendas debido a su alto costo.

El doctor Víctor Raúl Benítez, experto en déficit infraestructural físico y social del Paraguay –con estudio de presupuesto georreferenciado del déficit habitacional de cada distrito del país–, sostuvo que la capital no escapa a esa situación y es el reflejo de lo que acontece en las demás regiones del área metropolitana y de todo el Paraguay.

CIFRAS. En ese sentido mencionó que Asunción, en sus 117 kilómetros cuadrados, tiene 107.000 pobres, donde además se da un déficit habitacional de 20.910 unidades, cuya valoración o presupuestación fue hecha por profesionales arquitectos. Los años han pasado y, sin duda, el tema estará peor en la actualidad", lamentó el técnico.

De la cifra citada, 2.716 casas o tienen cocinas y baños precarios o carecen totalmente de ellos. "Son familias que no tienen water, se alimentan en cocinas precarias, con braseros, que están en la sala o en el dormitorio", precisó Benítez.

Asimismo, manifestó que 7.545 viviendas que cuentan con dormitorios suficientes para la cantidad de integrantes de la familia. "Esto hace que estén hacinados. Allí papá, mamá, abuelo y niños duermen en una sola cama y de ahí pueden surgir esos problemas de violaciones", sentenció.

Finalmente, señaló que 10.649 familias sencillamente no tienen dónde vivir, lo que equivale a decir que moran en el domicilio de algún familiar, en el fondo de algún club deportivo o social o de la institución en la cual trabaja.

Indicó que para dar solución a todas estas deficiencias y necesidades se precisan de USD 336 millones, que representa un presupuesto y tres cuartos de la Municipalidad de Asunción.

"Esto quiere decir que tendríamos que cerrar casi dos años la institución municipal y destinar todos esos recursos y solucionar los problemas y eso es imposible", expresó.

SIN SERVICIOS. Por su parte, el arquitecto Gonzalo Garay, asesor de la Intendencia encabezada por el jefe comunal Mario Ferreiro, resaltó que la falta de planificación en el crecimiento de las ciudades derivó en el caos que hoy se tiene en el extenso territorio de Gran Asunción.

"Aquí se compra un lote agrícola, se lotea y se vende en lotecitos de 12 por 30 metros, sin ninguna infraestructura y sin servicios básicos. Y esto porque la ley lo permite y no hubo políticas del Estado históricamente. Lo venimos arrastrando desde los años 50", precisó el profesional.

Acotó que "hoy tenemos una Gran Asunción con 3 millones de habitantes. Y las supuestas urbanizaciones tienen calles de tierra, con suerte tenés energía eléctrica. No hay cloaca. En muchos lugares no hay agua potable ni transporte público ni una escuela cerca".

"La gente compra un terreno en cuotitas y en una manzana apenas se tienen tres viviendas. Y eso no puede ser considerada una ciudad. Además, el costo de mantenimiento es muy elevado", expresó finalmente.