3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
miércoles 2 de noviembre de 2016, 02:00

Empate con sabor a derrota

El Ciclón tenía todo para redondear una gran noche, pero se dejó igualar. Atlético Nacional sufrió la expulsión de su goleador, Borja, por agresión a Cecilio.
Cerro Porteño no pudo liquidar el expediente. Cuando ganaba 1 a 0, el Atlético Nacional quedó con un hombre menos por la expulsión de su máximo goleador, Miguel Borja, pero la superioridad numérica no fue aprovechada y queda comprometida su clasificación.
CECILIO Y SU MAGIA. El Ciclón no reprisó actuaciones anteriores en la Sudamericana e igualó 1-1 con Atlético Nacional en la ida de la semifinal de la Sudamericana.
Cuando el primer tiempo expiraba, ya en los descuentos (49'), el árbitro argentino Néstor Pitana sancionó un penal, en falta contra Cecilio Domínguez, en una jugada polémica. Del disparo se encargó el mismo Cecilio, quien con sangre fría picó el disparo, superando al gran arquero de nacionalidad argentina Franco Armani, quien se tiró a su derecha. Muchos corazones se paralizaron por un segundo para luego desatarse el jolgorio. Otra vez, Cecilio y su magia, como en las últimas jornadas en Sajonia, alimentaban la esperanza azulgrana de conquistar un título internacional.
Cerro no pudo haber encontrado mejor noticia en el arranque del complemento cuando Borja se fue expulsado por agresión a Cecilio. La ausencia del artillero colombiano puede ser clave mirando la revancha en Medellín. Sin embargo, el Azulgrana no supo redondear una buena noche y terminó siendo igualado en una jugada desgraciada en la que el uruguayo Palito Álvarez anotó de cabeza contra su valla.
REVANCHA. La revancha será el jueves 24 de noviembre a las 21.45 en el estadio Atanasio Girardot de Medellín y el Nacional no tendrá a Borja, un jugador clave en la clasificación del equipo a esta instancia y que también lo fue en la obtención de la reciente Copa Libertadores 2016. Cerro deberá ganar o empatar por más de un gol.
GOLPE. Su expulsión no es un detalle menor y más aún por la forma en que se produjo reaccionando con un golpe a Cecilio, después de un agarrón de este en el mediocampo. Indudablemente, que el delantero perdió la cabeza irresponsablemente.
ENCOMIABLE. La respuesta del público de Cerro fue soberbia. A pesar del pronóstico de tormenta eléctrica que pesaba sobre Asunción, asistió al Defensores y alentó al equipo en todo momento. El empate no dejó contento a nadie, pero tampoco hubo reproches. La ilusión de jugar la final sigue intacta, a pesar de todo.