18 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 30 de junio de 2017, 02:00

Emergencias del IPS está atestada de enfermos internados hasta en pasillos

Por la insuficiente cantidad de camas, deben convivir mezclados personas traumatizadas con enfermos de dengue o neumonía. Cada tanto se debe ser espectador de alguna reanimación y de decesos.

"¿Podés creer que lo único que tengo acá en el IPS es una cama, las sondas y atención de enfermería? Mañana van a ser tres días que estoy internada y aún no me vio un reumatólogo. Estoy que quiero soltarme las vías e ir a casa", es la queja anónima de una paciente que se encuentra internada en la Unidad de Emergencias del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS).

La queja de la asegurada revela la historia sin fin que se vive diariamente en el servicio que está atestado de enfermos. El personal de blanco no da abasto para atender a todos los pacientes, según las quejas.

La zona de Emergencias se encuentra actualmente colapsada con internaciones no solo en los corredores, sino hasta la zona de entrada del servicio. La alta demanda y el déficit de espacio para las hospitalizaciones inciden en esta situación que es una constante durante todo el año.

El Hospital Central dispone de casi 1.000 camas, pero absorbe a más de 1.300 pacientes, y por ende colapsa el servicio de emergencias y las internaciones en el edificio central. El déficit en toda la red a nivel país es de 1.500. El IPS solo dispone de 1.500 cupos de hospitalizaciones en toda la red para 1.800.000 asegurados.

Una camilla detrás de otra, atestadas, todos juntos se encuentran los enfermos. En la distribución no se lleva en cuenta el tipo de enfermedad del internado. Por ejemplo, están mezcladas las personas traumatizadas con las enfermas de dengue y hasta de neumonía, se quejó la asegurada.

El panorama es desolador. A la incomodidad, se suma que a veces se hacen trabajos de reanimación por un lado y del otro, ocurren diariamente fallecimientos, cuenta indignada la asegurada. La internación en los corredores puede llegar hasta 10 días.

ESTRATEGIA. El presidente del Consejo de Administración del IPS, Benigno López, admitió la saturación del servicio de emergencias y dijo que irremediablemente seguirá, pero están en marcha las obras paliativas.

El descongestionamiento de la zona de Emergencias se logrará tras la culminación de varias obras que encara la previsional, entre ellas el Hospital Ingavi, que dispondrá de importante número de camas, como las de terapia.