10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 26 de septiembre de 2016, 02:00

El EPP reaparece realizando amenazas con panfletos en Azotey y Fernando

Uno de los escritos fue hallado en una vivienda de Fernando de la Mora, donde el grupo armado amenaza al empresario Jorge Riquelme, hijo del fallecido Blas N. Riquelme, y a toda su familia.

Cinco panfletos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fueron hallados ayer, en simultáneo, cuatro por el cerco de una estancia de Azotey, Concepción, y otro en una de las propiedades de la familia del fallecido Blas N. Riquelme, ubicada en Fernando de la Mora.

En esta última misiva, el grupo armado amenaza al empresario Jorge Riquelme y su familia y le responsabilizan de las muertes ocurridas en la masacre en Campos Morombí, Curuguaty, en junio de 2012. "Tomaremos represalias no solo contra su persona, sino la de toda su familia con un atraco de la cual no se salvarán", reza el escrito. Al pie de la carta está una foto de la familia Riquelme, en la inauguración de la fábrica de galletitas en Villa Elisa.

En este caso intervino personal de Antisecuestro de la Policía de Asunción, quienes levantaron la evidencia y trasladaron hasta la Sección de Criminalística para ser analizado por peritos.

En los demás textos, hallados en Azotey, amenazan a desmontadores de bosques con fusilarlos. Estos cuatro comunicados estaban por la alambrada de la estancia Caravagio, y están dirigidos a motosierristas, tractoristas, patrones, productores, capataces y administradores de estancias, además de jueces, fiscales, militares y policías de la FTC.

"Los responsables directos de la tala indiscriminada de montes como el patrón, administrador y capataz de estancia son objetivo militar del EPP, serán blanco de nuestras bombas, francotiradores, mataremos a sus vacas masivamente, quemaremos sus puentes, etc. (sic)", dice uno de los escritos.

En otro, se dirige a los policías y militares, a quienes les afirma de que si no quieren luchar, que se rindan y entreguen sus armas y serán garantizadas sus vidas. Advierte a jueces, fiscales, guardiacárceles y directores de penales, que los hacen responsables de la integridad física de los prisioneros epepistas.

Estas notas fueron dejadas dos días después del allanamiento al pabellón donde está recluida Carmen Villalba y otras dos integrantes del EPP, de donde investigadores se incautaron de celulares, pendrives, entre otros elementos que son analizados por peritos.