6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 1 de julio de 2016, 01:58

El cielo de Taiwán se pinta de globos de colores

Taitung (Taiwán), 1 jul (EFE).- La localidad de Taitung, ubicada en la costa sudeste de Taiwán, acoge a partir de hoy, y durante cinco días, una competición internacional de globos de aire que cuenta con la participación de 31 equipos procedentes de 11 países, incluida España.

El evento tiene lugar en el distrito de Luye Gaotai, en una atalaya dentro de un valle cercano al mar, donde existe una escuela de vuelos de globos de aire y servicios para turistas.

Los 31 globos procedentes de España, Taiwán, Tailandia, Filipinas, Japón, Corea, Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda llenaron el cielo de colorido y aterrizaron en el valle.

"Ha sido un vuelo muy interesante, porque sólo sabemos de dónde salimos, pero nunca dónde vamos a aterrizar, porque eso depende de las condiciones atmosféricas", dijo a Efe el piloto holandés Oordt Edbert.

Taitung es un distrito de Taiwán entre la montaña y la playa, famoso por su agricultura, la concentración de artistas taiwaneses y extranjeros, la población aborigen de las tribus puyuma o bunum, y sus fuentes de aguas termales, entre otras atracciones.

Situado en una pequeña llanura entre las montañas y el océano en la boca sur de un pintoresco valle, el paisaje de la zona es espectacular y una brisa marina que dulcifica su clima tropical.

En este distrito conviven la influencia china con la de los indígenas taiwaneses, que disponen de una cultura propia y en su mayoría son cristianos, a diferencia de los taiwaneses de origen chino que son mayoritariamente budistas.

El gobierno local de Taitung está desarrollando el turismo y no la industria, para mantener la zona libre de contaminación, como un oasis en la industrializada Taiwán.

La zona es aún poco conocida en Occidente, pero atrae cientos de miles de turistas de Japón, Singapur, China, Corea y otros países cercanos.