24 de julio
Lunes
Mayormente despejado
21°
33°
Martes
Mayormente despejado
18°
33°
Miércoles
Despejado
17°
31°
Jueves
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 13 de junio de 2017, 01:00

El Cervantes: La consagración literaria

En 1989 Augusto Roa Bastos fue recompensado con la mayor distinción para las letras españolas: El Premio Miguel de Cervantes. El reconocimiento le llegó en el mismo año de la caída de la dictadura.

Cuando recibió el galardón, el autor de Yo el Supremo indicó: “La concesión del Premio Cervantes, en la iniciación de esta nueva época para mi patria oprimida durante tanto tiempo, es para mí un hecho tan significativo que no puedo atribuirlo a la superstición de una mera casualidad. Pienso que es el resultado –en todo caso es el símbolo– de una conjunción de esas fuerzas imponderables, en cierto modo videntes, que operan en el contexto de una familia de naciones con la función de sobrepasar los hechos anormales y restablecer su equilibrio, en la solidaridad y en el mutuo respeto de sus similitudes y diferencias”.

Asimismo, agradeció el alto honor de ser distinguido por su labor, considerándose un discípulo de Cervantes y admirador profundo de Don Quijote de la Mancha, máxima obra del escritor español.

“La literatura es capaz de ganar batallas contra la adversidad sin más armas que la letra y el espíritu, sin más poder que la imaginación y el lenguaje. Y es esta batalla el más alto homenaje que me es dado ofrendar al pueblo y a la cultura de mi país que han sabido resistir con denodada obstinación, dentro de las murallas del miedo, del silencio, del olvido, del aislamiento total, las vicisitudes del infortunio y que, en su lucha por la libertad, han logrado vencer a las fuerzas inhumanas del despotismo que los oprimía”, resaltó Roa al recibir el Premio.