2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 22 de noviembre de 2016, 08:53

El Atlético, su evolución y un once ofensivo, contra las dudas

Madrid, 21 nov (EFE).- El Atlético de Madrid competirá este miércoles en la Liga de Campeones contra el PSV y contra las dudas con un once muy ofensivo, con Koke Resurrección de nuevo en el medio y pendiente del resultado del Bayern en Rostov, que definirá cuánto es de decisivo este duelo para la primera posición del grupo D.

Tres derrotas y nueve goles en contra en los cinco encuentros más recientes, la última el 0-3 en el derbi frente al Real Madrid, han mermado la confianza del conjunto rojiblanco, necesitado de una victoria reconfortante y del consiguiente impulso de ánimo cuanto antes. Una cuestión esencial que eleva la transcendencia del choque.

Porque el Atlético, ya clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones desde la anterior jornada, con un pleno imponente en los cuatro primeros choques y con su mejor inicio de la competición junto al curso 2013-14, en el que alcanzó la final, tiene, a priori, más que perder que ganar en su duelo con el PSV.

Una derrota o un empate incidirían en el bache actual del conjunto rojiblanco; un triunfo lo minimizaría, siempre que después, el próximo domingo, le dé continuidad en la Liga en su visita a El Sadar de Pamplona contra Osasuna.

En ese sentido, la dimensión anímica del choque es mucho más alta que la clasificatoria... siempre que el Bayern cumpla con los pronósticos en Rostov. Si el conjunto alemán, cuyo encuentro en Rusia comenzará dos horas y 45 minutos antes, gana, el Atlético no asegurará el primer puesto sea cual sea su resultado frente al PSV.

Pero con un matiz en ese caso: una victoria este miércoles amplía el abanico de resultados válidos para ser primero del cuarteto en la última jornada en Múnich, porque, si vence al PSV, le valdría incluso una derrota por la mínima y con al menos un gol rojiblanco en el Allianz Arena para avanzar como líder al sorteo de octavos.

Todo cambia si el Bayern no gana en Rusia. Entonces, el Atlético será primero de grupo sí o sí con un triunfo frente al PSV y, si el conjunto alemán pierde antes en Rostov, incluso con un punto.

Ese es el panorama inicial del encuentro de este miércoles para el Atlético, mientras se abre un debate en torno a su estilo de esta temporada; una evolución con balón, de tendencia más ofensiva, con Koke Resurrección en el medio y extremos de perfil atacante que ha puesto en duda tres de sus últimos cinco resultados.

Hasta su undécimo partido oficial de este ejercicio, siete ya jugados con esa idea, el equipo sumó infinidad de elogios por sus actuaciones. Era líder de la Liga -ahora es sexto- y de su grupo de Champions, del que mantiene la cima, estaba invicto, con ocho triunfos y tres empates, y había marcado 24 goles y recibido tres.

En los cinco más recientes, el Atlético ha sufrido sus tres derrotas de la actual campaña (1-0 con el Sevilla, 2-0 con la Real Sociedad y 0-3 con el Real Madrid), ha ganado de forma incontestable al Málaga (4-2) y ha sufrido para vencer al Rostov (2-1). También ha encajado nueve tantos, el triple de los que había recibido antes, y se ha quedado sin batir la portería rival en tres de esos choques.

En ese contraste, aunque jugara desde el mismo planteamiento antes y ahora en el medio campo y en el ataque, se abre una duda para el futuro a corto plazo: si Diego Simeone mantendrá su apuesta por la versión de este curso o si recuperará ese equipo más armado y firme defensivamente que le caracterizó en el pasado.

De momento, la primera es la opción elegida, como demuestran sus ensayos para la alineación contra el PSV: no habrá variación en la posición de Koke, en el medio, ni en la idea de juego, con el belga Yannick Carrasco y el argentino Nicolás Gaitán, novedad del once por Saúl Ñíguez, en las bandas y con Kevin Gameiro, de vuelta al equipo titular, y Antoine Griezmann como pareja de delanteros en un 4-4-2.

Gabi Fernández completará el centro del campo del Atlético, en el que habrá dos rotaciones en la retaguardia. Una en el lateral derecho, con el croata Sime Vrsaljko por Juanfran Torres, y otra en el centro, con el regreso a la titularidad de José María Giménez nueve partidos después. Entrará por el montenegrino Stefan Savic.

Filipe Luis, en el lateral izquierdo y apercibido de sanción para el duelo de Múnich; Diego Godín, en el centro de la defensa, y Jan Oblak, en la portería, también estarán en el once frente al PSV, que reaparece en el Vicente Calderón ocho meses después de obligar al Atlético a recorrer 158 kilómetros para ganarle en los penaltis.

El PSV, que ha viajado a Madrid sin los lesionados Jürgen Locadia, Jorrit Hendrix, Joshua Brenet y Andrés Guardado, se presentará ahora allí tras un 0-0 en su Liga en casa del Willem II, con lo que se sitúa en el tercer puesto de la clasificación, con 26 puntos y por detrás del Feyenoord (32) y del Ajax (30).

Los de Philip Cocu, con cinco triunfos, tres empates y dos derrotas en sus diez salidas de esta temporada entre todas las competiciones, suman un solo punto en el grupo D de la Liga de Campeones y limitan ya todas sus opciones al tercer puesto que da acceso a la Liga Europa, en competencia directa con el Rostov.

El partido, o al menos los prolegómenos, estarán marcados por el incidente de las horas previas al duelo entre ambos equipos del pasado marzo en Madrid, cuando algunos hinchas holandeses humillaron a varios mendigos, lanzándoles monedas en la Plaza Mayor en unas imágenes recogidas por las cámaras de televisión.

El PSV indicó este mismo mes de noviembre que tratará el asunto de manera interna, prohibiendo a los cuatro seguidores más llamativos la entrada a su estadio durante los tres próximos años, pero que no facilitará la identidad de esos aficionados a las autoridades españolas.

El director del club, Toon Gerbrands, se quejó de que durante meses el club ha ofrecido colaboración a las autoridades españolas, y estas solo han pedido información una vez el PSV había investigado por su cuenta y tomado una decisión punitiva.

En esta ocasión, se espera que unos 800 aficionados holandeses viajen a Madrid, frente a los cerca de 3.000 que lo hicieron la pasada temporada para el duelo de octavos de final de la Liga de Campeones.

- Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Filipe; Carrasco, Gabi, Koke, Gaitán; Gameiro y Griezmann.

PSV Eindhoven: Pasveer; Arias, Isimat-Mirin, Héctor Moreno, Willems; Propper, Ramselar, Zinchenko, Schwaab; Narsingh; y De Jong.

Árbitro: Aleksei Kulbakov (Bielorrusia).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 20.45.