8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 7 de septiembre de 2016, 09:42

Diputado desmiente haber contratado a sicario que disparó en escuela

El diputado colorado de Cordillera, Nazario Rojas Salvioni, desmintió este miércoles que esté implicado con los hechos ocurridos en una escuela de Tobatí, donde una profesora fue atacada por un sicario frente a sus alumnos.

El legislador manifestó que la acusación de otra docente de nombre Ilda Ayala, con quien tiene un hijo, y que lo sindicó como el autor intelectual del ataque, es una mentira para tratar de desprestigiarlo.

"Es totalmente mentira, soy un perseguido, y me quieren dejar en la cuneta de la carrera política que estoy haciendo", expresó Nazario Rojas en comunicación con la 780 AM.

En ese sentido, el diputado indicó que este intento de desprestigio se debería a que está apoyando la investigación en municipios de Cordillera por malversación de fondos.

Con respecto a las dos hijas que tendría con la profesora producto de una antigua relación y a quienes no les estaría pasando la prestación alimentaria, señaló que para eso está la Justicia y que vaya a denunciar. "No hay problema si se hace conforme a la ley", dijo.

Desmintió también esto y aseguró que tiene todos los documentos para demostrar que cumple con la prestación alimentaria.

Alrededor de las 16.45, entre los padres y familiares que ingresaban para retirar a los estudiantes de la escuela María Auxiliadora de la ciudad de Tobatí entró un joven que preguntó por la profesora "Ida". Le indicaron el aula de Idalina Limenza y, al llegar, confirmó su identidad y la apuntó con un arma, luego de advertirle: "Me mandan por vos". Sin embargo, se trataba de otra docente que tenía casi el mismo nombre.

La maestra pidió a gritos a sus estudiantes que llamaran al director. Esto hizo que el desconocido retrocediera hacia la puerta para impedir el paso de los niños. En ese momento, Limenza se dirigió a la ventana para pedir ayuda, pero inmediatamente el joven disparó, y apenas logró agacharse para evadir la bala, que finalmente impactó contra la pizarra.