21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 25 de mayo de 2017, 01:00

Desirée denunció a Canillas ante la Fiscalía General

El abogado Guillermo Duarte Cacavelos, en representación de la senadora Desirée Masi, presentó ayer ante la Fiscalía General del Estado una denuncia por inconducta procesal contra Luis Canillas, apoderado de la Asociación Nacional Republicana (ANR) y asesor de Yacyretá.

La legisladora reaccionó contra Canillas porque este recusó al fiscal Leonardi Guerrero luego de que Masi solicitó la desestimación de la causa que investiga un supuesto plan para atentar contra la vida del presidente Horacio Cartes que, según Canillas, los legisladores planificaron vía WhatsApp.

Duarte explicó que Canillas planteó la recusación del fiscal con total falta de legitimación. Alegó que el apoderado presentó la denuncia penal contra su defendida la senadora Masi por la supuesta comisión de hechos punibles, asociación criminal y omisión de aviso de un hecho punible, mencionando que existía un plan para atentar contra Cartes. Sin embargo, se alteró la secuencia cronológica de las conversaciones dadas en el grupo de WhatsApp denominado SOS Paraguay.

“Fue plenamente demostrado tanto con el acta notarial de transcripción de las conversaciones que se dieron en el grupo de WhatsApp, como así también con la impresión de las conversaciones que se dieron en dicho grupo desde el 11 de diciembre de 2016 hasta el 17 de enero de 2017”, explicó Duarte Cacavelos.

Añadió que incluso la alteración se sustenta en base a los informes periciales elevados al fiscal interviniente, siendo uno de ellos elaborado por el propio perito del Ministerio Público. “La Fiscalía comprobó que más de 2.000 mensajes fueron borrados del grupo de WhatsApp tras la primera parte de la pericia realizada al teléfono Samsung entregado por Canillas”, comentó Duarte.

Además en el escrito presentado por la Fiscalía General, el abogado de la legisladora refirió que Canillas, al presentar la denuncia, fijó un domicilio inexistente. “El denunciante desapareció nada más y nada menos que con el teléfono en el cual se encontraba toda la supuesta evidencia del magnicidio”, dijo.

Señaló que el político colorado desconoce las normas del procedimiento penal y actúa con mala fe.

Duarte solicitó que se rechace in límine la recusación contra el fiscal Guerrero que debía desestimar o no la denuncia contra la legisladora, ya que carece de legitimidad.

“Él denunció el hecho, pero no es víctima, busca dilatar la desestimación”, finalizó.