10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
jueves 18 de agosto de 2016, 08:14

Descubren en Bulgaria uno de los pictogramas más antiguos: una esvástica

Arqueólogos búlgaros aseguran haber descubierto uno de los pictogramas más antiguos del mundo en un fragmento cerámico de más de 5.000 años en el que se observa un trazo que recuerda a una esvástica.

EFE

El arqueólogo Petar Banov, responsable principal del museo regional de historia en la ciudad de Pleven, a unos 160 kilómetros de Sofía, informó de este descubrimiento a Efe.

El hallazgo tuvo lugar a principios de mes cerca del pueblo de Riben, en el noroeste de Bulgaria, donde un equipo de arqueólogos, entre ellos Banov, examinaban un puesto militar romano y al excavar por debajo de ese estrato encontraron un poblado anterior a la fortificación romana del siglo III de nuestra era.

"Trabajábamos en un cuartel militar romano que se encontraba en la Via Trajana (también conocida como Via Militaris) y cuando excavamos más profundamente encontramos que esta instalación fue construida sobre un pueblo que suponemos que es de la época neolítica, de hace más de 7.000 años de antigüedad", relató Banov, que es uno de los responsables del equipo de arqueólogos.

Y añadió que el pictograma, probablemente hecho con un instrumento afilado de hueso, estaría relacionada con el culto a dioses paganos.

"En uno de los elementos representados, un pictograma que precede a la escritura, se ve claramente una esvástica que es un elemento de culto que conocemos desde las épocas más antiguas de la historia humana", comentó el experto, añadiendo que el fragmento hallado será sometido a análisis adicionales para averiguar si precede a la pictografía egipcia.

El arqueólogo no pudo responder qué poblaciones habitaban esa región, argumentando que los primeros datos que se tienen son de fuentes de la Grecia clásica, que relatan la presencia de tracios en esas tierras.