22 de febrero
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
25°
36°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
35°
Viernes
Tormentas
23°
34°
Sábado
Chubascos
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 6 de octubre de 2016, 01:00

Desastres naturales generan gastos de G. 23.000 millones

Vivir para Contarlo es denominada la campaña que busca promocionar la reducción de riesgos y mortalidad por eventos adversos presentada por la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Las actividades abarcan mensajes claves de concienciación y un paseo urbano en bicicleta. Este último será un recorrido de 10 kilómetros que partirá a las 20.00 de la Costanera de Asunción, el 13 de octubre en el marco del Día Internacional para la Reducción de Desastres (DIRD).

Desde principios de este año hasta la fecha, se gastaron en el país cerca de G. 23.000 millones en rehabilitación de personas y comunidades ante los eventos adversos del clima, señaló el ministro de la SEN, Joaquín Roa.

En tanto, a nivel global, el promedio anual en los últimos 20 años asciende a 30.000 muertes y 4. 000 millones de afectados como consecuencia de desastres asociados a los efectos climáticos adversos que en total fueron 335 eventos, de acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En dicho contexto, el Día para la Reducción de Desastres se celebra a fin de promover una cultura mundial que incluya la prevención, mitigación y la preparación.

CAMPAÑA. La tarea nacional incluye mensajes claves –en formato audiovisual– cuya difusión se dará a través de las redes sociales y medios de comunicación, así como mensajes radiales en español y guaraní jopara.

Igualmente, el próximo jueves se realizará la actividad ciclística. La inscripción para el evento es gratuita y puede realizarse a través de la página web de la SEN: http://www.sen.gov.py/articulo/1308-vivirparacontarlo.html, y sus redes sociales.

Entre las recomendaciones que emiten para reducir los riesgos frente a los desastres se encuentran: evitar las quemas en campos y montes, estar atentos a informaciones de alertas sobre el clima, no transitar por las zona de raudales caudalosos, no arrojar basuras en cauces hídricos, tomar precaución al utilizar velas o espirales en lugares cerrados y entre otros aspectos (ver infografía).

“No requiere de nada más que de pequeñas acciones que todos podemos efectivamente llevar a la práctica”, expresó el ministro.