24 de enero
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
17°
32°
Viernes
Despejado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 17 de diciembre de 2016, 01:00

Denunciante señala que juntan firmas en su contra

Por Édgar Medina

Luego de la denuncia radicada contra el sacerdote Rubén Darío Cáceres Aveiro, la joven de 18 años, quien era miembro de la Pastoral Juvenil de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús y María de Presidente Franco, ahora señala que buscan desmentir su versión, juntando firmas en su contra entre los feligreses.

El sacerdote, quien es cura párroco de la mencionada comunidad, no atiende las llamadas, ni responde los mensajes en su teléfono celular, ante nuestra insistencia de escuchar su versión con relación al caso que tomó estado público, tras una denuncia radicada ante la Fiscalía Zonal de Presidente Franco y la Diócesis de Ciudad del Este.

"Solo algunos amigos vienen a visitarme. El resto no aparece y me dicen que están juntando firmas en mi contra, porque yo hice la denuncia. El párroco está visitando los barrios y diciendo por todos los lados que sufre de persecución, porque yo salí de la Pastoral", reveló la afectada.

Ya en ocasión anterior habían señalado que ya no pueden participar en las misas, durante los fines de semana, ya que lo señalan frente a otros feligreses como calumniadoras y malas. Acusó del hecho a otro sacerdote, Marcelo Albornoz, quien sería asesor espiritual del denunciado.

La afectada dijo que el sacerdote Cáceres le había pedido para viajar a Encarnación y pasar la noche juntos, además de rozarle las nalgas y enviarle mensajes constantemente, lo que denunció como un caso de acoso sexual.