20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 23 de junio de 2017, 02:00

Denuncian lista amañada y casas de mala calidad en barrio San Francisco

Chacariteños beneficiarios del proyecto habitacional rechazan ser asentados en el sitio y exigen que se fiscalicen las obras. Técnicos de Senavitat afirman que no hay anomalías y se abren a una investigación.

De "caballo de Troya, que encierra una sorpresa desagradable y peligrosa" calificaron pobladores de San Felipe, San Vicente y San Pedro, de la Chacarita, el proyecto habitacional del barrio San Francisco, en Zeballos Cué, debido a la mala calidad de los materiales empleados en la construcción de viviendas unifamiliares y departamentos.

La denuncia fue hecha por ña Rubita Díaz, coordinadora de las tres zonas, secundada por varios pobladores, quienes indicaron que en esas condiciones no desean ir al sitio.

Díaz sentenció que tiene pruebas. "Tengo evidencias que puedo demostrar. Las casas están mal hechas, sin cimientos, con piezas de 3 x 2,70, varillas de 6 en los bloques de departamentos, cuando deben ser de 12, con isopor en las paredes. Una vivienda es apareada para dos familias con solo dos dormitorios, sin importar la cantidad de hijos, hacinados como chanchos", lamentó.

"La ministra (Soledad Núñez) debe pensar bien lo que va a hacer. A la gente se le está exigiendo deshacerse de sus pertenencias, llevar solo muebles de pino sin mucho peso. Saben que si cargan más de lo debido, puede haber desplome. Le responsabilizo de lo que pueda pasar ahí", advirtió.

Exigió que se fiscalicen las viviendas que se vienen levantando, de manera de evitar situaciones que puedan derivar en desgracias. Indicó que los departamentos no tienen patio ni balcón y que la mayoría cocina con braseros, lo cual constituye un problema insalvable.

Por su parte, Clara Ochipinti, de San Pedro, indicó que se anotó a muchas personas que no tienen arraigo en la zona y que fueron traídas por sus parientes del interior o de ciudades vecinas para formar parte de este proyecto.

RESPUESTA. La directora general social de Senavitat, Adriana Ávila, expresó que están abiertos a cualquier investigación, lo que se hará luego del periodo de tachas y reclamos, que será a partir del 3 de julio, por diez días.

"Hay un grupo de 200 personas que se resisten al proyecto, el cual es manipulado políticamente. Esperamos que hagan sus denuncias oficialmente y las vamos a investigar", sostuvo.

Puntualizó que le parece poco serio que sin un peritaje técnico se diga que las casas son un peligro por la mala calidad de los materiales.

Embed



Opiniones

"Casa pequeña no me sirve y no podré pagar"

"Salió mi nombre en la lista. Tengo cinco hijos y vivo con mi marido. La casa es demasiado chica. Voy a rechazar, no quiero, no me sirve, porque mi familia es numerosa. Además, ahora dicen que tenemos que pagar G. 120.000 al mes durante cinco años y yo solo soy recicladora y en el mejor de los casos saco G. 300.000 al mes. Hay que pagar luz, agua, comida. No me da el cuero". Estanislaa Palacios, San Pedro.

"Cocino en brasero y me dan departamento"

"Nací hace más de sesenta años en la Chacarita. No me conviene ir a un departamento y no me quiero ir luego. Cocino en brasero y eso no tiene patio ni balcón. Todo se va a llenar de humo y puede haber un incendio. Si voy, no puedo ni llevar mis gallinas. Acá estamos cerca del río y podemos pescar para comer algo si no tenemos dinero. Allá no hay nada. Todo está lejos". Agustín Dos Santos, San Vicente.

"Solo entro si cuelgo a mis hijos en el gancho"

"Me salió la casa, pero no quiero ir ni si me pagan. Cómo voy a ir si tengo seis hijos, seis perros, gallinas y chanchos, y allá solo te dan dos piezas chicas. Dónde voy a meter a todos. Solo si los cuelgo en un gancho. Soy ama de casa y vendo empanadas a veces para tener más ingresos. Me voy a quedar aquí. No quiero ir a vivir en una construcción insegura". Lisa Paola Jara, San Felipe.