24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 17 de mayo de 2017, 01:00

De tres balazos matan a empresario en su oficina de venta de vehículos

Los investigadores manejan que se trató de un crimen por ajuste de cuentas. Aún no se determinó el motivo. La Policía busca al autor del hecho, que actuó a cara descubierta y a plena luz del día.

Los estruendos causados por tres disparos de revólver conmocionaron a los vecinos que viven alrededor de la playa de autos Neneco, en la Zona Sur de Fernando de la Mora.

Ayer, alrededor de las 10.30 horas, un hombre que simuló ser cliente interesado en la compra de un vehículo desenfundó un arma y mató al dueño del local, Diosnel Milciades Vera (44), quien falleció en el acto, sin oportunidad de oponer resistencia alguna.

El autor de los disparos actuó a cara descubierta, según indican fuentes policiales. El mismo, luego de acabar con su víctima, huyó del lugar y hasta el momento no se sabe de su paradero.

El subcomisario Félix Núñez, de la comisaría de Arroyo Seco, explicó que las primeras averiguaciones que se hicieron revelaron que el que realizó los disparos era de cutis morocho, estatura alta, vestía una remera de color azul oscuro, pantalón jeans negro y tenía un revólver cuyos demás datos se desconocen. La información que se tiene es que el hombre huyó a pie.

La policía descarta que el ataque se haya realizado con fines de robo, porque el agresor no tocó absolutamente nada del lugar. También indicaron que Vera no conocía al que lo iba a matar, porque antes tuvieron una conversación por la venta de una motocicleta y se trataron como empresario y cliente.

En total, la víctima recibió tres disparos en la zona del pecho y murió casi al instante.

POR ENCARGO. La fiscal Evelyn Casse Jiménez, quien investiga el hecho por parte del Ministerio Público, indicó que sería irresponsable emitir una opinión acerca del trasfondo del asesinato, pero admitió que en principio se trata de un crimen por venganza.

La agente se refirió a los rumores que mencionaban que el fallecido, además de la venta de vehículos costosos, se dedicaba al negocio de la usura. "Manejo esa información, pero no tengo un solo elemento para decir eso. No había nada en el lugar que haga presumir. Son versiones irresponsables", expresó la agente del Ministerio Público.

Para la fiscala Jiménez, es claro que se trata de un hecho de venganza, pero aún falta determinar el nexo causal. "El que cometió el hecho no conocía al fallecido. El que vino a disparar cometió el hecho por encargo", agregó.

Agentes de Criminalística, Investigación de Delitos de Central y de la división de Homicidios de la Policía están investigando también el caso.

Se realizarán diligencias como solicitud de informes de registros de propiedad, declaraciones juradas y otros movimientos financieros del fallecido.

También se analizarán imágenes de cámaras de circuito cerrado de las inmediaciones, ya que las cámaras del negocio dejaron de funcionar hace un mes, según la policía.