10 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 19 de octubre de 2016, 01:00

Culpan a sanatorio privado

Con rabia y dolor, Juan Carlos Marín, asegurado del sanatorio Adventista, denunció una supuesta negligencia médica en dicho hospital, tras la muerte de su esposa de 34 años y el deceso intrauterino de su beba de 8 meses. Dijo que además quedó con una deuda de más de G. 500 millones por la intervención en terapia intensiva a la que fue sometida su esposa.

Marín comentó que todo el tratamiento prenatal lo realizaron en el sanatorio con el doctor Eduardo Hellvig. Aseguró que nunca el doctor advirtió que su esposa estaba desarrollando la preeclampsia severa, enfermedad que tiene que ver con presión arterial alta.

Contó que el 30 de agosto, cuando la mujer se sintió muy mal, le aplicaron buscapina, en Urgencias, a las 22.00, mientras que Hellvig recién apareció a las 3.00 cuando la bebé había fallecido y la mujer ingresó a terapia intensiva por un tiempo para luego ser trasladada a IPS, donde falleció. El Adventista solo emitió un comunicado asegurando que prestaron los servicios adecuados y están a disposición.