28 de abril
Viernes
Despejado
24°
Sábado
Mayormente despejado
13°
24°
Domingo
Muy nublado
15°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 6 de febrero de 2017, 01:00

Confirman a jueza en causa por lesión que tiene Buzarquis

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia confirmó a Gricelda Caballero como jueza en el caso del ex ministro de Obras Públicas, Enrique Salyn Buzarquis, en el caso que investiga una supuesta lesión de confianza, con lo que ahora la misma quedó destrabada.

En forma unánime, los ministros Alicia Pucheta de Correa, Sindulfo Blanco y Luis María Benítez Riera declararon inadmisible la apelación planteada por la defensa del encausado, a cargo del abogado José Domingo Almada, contra la confirmación de la jueza Caballero.

La resolución atacada es del 5 de abril del año pasado, dictada por el Tribunal de Apelación en lo Penal, Primera Sala, cuyos miembros habían rechazado la recusación en contra de la citada magistrada.

Los ministros citan varios precedentes con los cuales se declaró inadmisible la apelación contra el fallo que rechaza la recusación en contra de un magistrado, por lo que fallaron en el mismo sentido.

ACUSACIÓN. El ex ministro durante la administración como presidente de la República del ex obispo Fernando Lugo está acusado por los supuestos delitos de lesión de confianza y usurpación de funciones públicas.

El caso es por la supuesta contratación de la empresa italiana Anas International Enterprise SPA, representada por Pietro Ciucci, cuando Buzarquis ejercía la titularidad de la citada cartera estatal, para un trabajo que ya había sido realizado por otra empresa. Con ello, el perjuicio patrimonial era de unos 600.000 dólares americanos para el Estado paraguayo.

Ahora, con la resolución de la Corte, el ex ministro deberá enfrentar la audiencia preliminar en la causa.

Salyn Buzarquis es otro de los políticos que tiene cuentas pendientes con la Justicia y alarga el caso con chicanas.