10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 8 de septiembre de 2016, 02:00

Con amparo apuntan a que el IPS no compre un fármaco

La empresa farmacéutica Prosalud Farma SA presentó un amparo judicial para que se suspenda el proceso de adquisición del medicamento biológico denominado Kogenate que el Instituto de Previsión Social (IPS) adjudicó el mes pasado a Scavone Hermanos SA.

El representante de la empresa, Cristian Rienzi, alega en el documento que el Consejo de Administración del IPS “resolvió ilegalmente adquirir el medicamento Kogenate, que está siendo retirado del mercado por su fabricante, y a un precio muy superior al ofrecido por el medicamento más conveniente”.

En el pedido de amparo se destaca que “lo resuelto es inconstitucional porque atenta contra la salud presente y futura de los pacientes, principalmente los niños, a quienes se les va a suministrar ese medicamento”. La empresa pide que se “ordene la nulidad de lo resuelto y que no se proceda a la compra del medicamento”.

El IPS convocó a la licitación pública para la adquisición del fármaco biológico conocido comúnmente como Factor VIII Lifilizado Recombinante, que usan los pacientes hemofílicos para tratar la enfermedad. El fármaco permite la coagulación de la sangre.

La Previsional solicitó una cantidad máxima de 3.750 y a un precio referencial de G. 6.001.800 cada uno. Las empresas que se presentaron fueron Scavone Hermanos SA, ofreciendo Kogenate de origen animal por G. 3.965.134 y Prosalud Farma SA, de origen humano, ofertando por G. 3.653.333. Pese a la diferencia de precios, el IPS otorgó la adjudicación a Scavone Hermanos, según se detalla en el documento del amparo.

El gerente de Administración y Logística del IPS, Armando Rodríguez, explicó que prevaleció que el producto Kogenate es un biológico original, al contrario de lo que ofertó Prosalud Farma. Sin embargo, en el documento el oferente que perdió la licitación alega que sí cumple con los requisitos y que su producto es un medicamento original, y no una copia.

Prosalud Farma insiste en la suspensión del proceso porque se “estaría corriendo el riesgo de reacciones adversas severas que podrían poner en peligro la vida de los pacientes pediátricos hemofílicos”. El denunciante señala que estos productos están siendo retirados del mercado en Europa.

La presentación del amparo incidirá en paralizar el proceso de adquisición y entrega del producto, señaló Rodríguez. Mientras los hemofílicos seguirán esperando la provisión.