17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 10 de enero de 2017, 12:40

CDE: Supuesto torturador confesó ser adicto a la cocaína

El ciudadano libanés A. F., pareja de una menor de 17 años de edad, confesó este martes ante la Justicia ser adicto a la cocaína. Sostuvo que torturaba a un niño de un año y medio pensando que "era el diablo". El juez del caso dictaminó su prisión preventiva.
Alrededor de las 08.30 de este martes el hombre se presentó en compañía de su abogada, Nilsa Casco ante el Juzgado del abogado Amilcar Marecos de Ciudad del Este, Alto Paraná, luego de contar con orden de captura internacional tras ser sindicado como torturador de un niño de un año y medio de edad.

Al hablar con la prensa luego de dialogar con el letrado confesó ser adicto a la cocaína y comentó que incluso estaba internado en una clínica de desintoxicación ubicada en Foz de Iguazú, informó Noelia Duarte, periodista del Diario Última Hora.

Por su parte, el juez comentó que el hombre no testificó nada ni habló del hecho al ingresar a su despacho. Informó que la audiencia de este martes era más bien para la imposición de una medida cautelar.

"Ahora será trasladado a la Jefatura de Policía de Alto Paraná. Ordené que se lo inspeccione tanto en la Jefatura como en la penitenciaría por medio de un médico forense", dijo Marecos. Tras la diligencia, dictaminó su prisión preventiva en horas de esta tarde.

Añadió que el hombre se mostró asustado, pero que pese a eso prefirió no hablar del caso en donde lo señalan como torturador. Aseguró que el libanés solo confesó que "teme por su seguridad".

El hombre se presentó este martes ante la Justicia luego de ser buscado desde mediados de diciembre del año 2016, luego de que se dé a conocer la fuerte denuncia de su expareja, una joven de 17 años, con quien convivía. El pequeño al que agredía es hijo de la mujer.

Alrededor del 20 de diciembre del año pasado el pequeño fue abandonado en el Hospital Regional de Ciudad del Este presentando serias marcas de una brutal agresión. Desde ese momento el caso pasó a manos del Ministerio Público.

"ES UNA BUENA PERSONA". Por su parte, la abogada del libanés, Nilsa Casco, confesó que fue ella quien le pidió a su defendido que niegue todo porque "es un derecho que le brinda la Constitución Nacional". Aseguró que el hombre es adicto a las drogas y que no recuerda lo que hizo.

"Es una buena persona. Ahora no está drogado, está en situación de total naturalidad. Es adicto a la cocaína. Él no sabe lo que pasó, solo dijo que estando bajo los efectos de la droga veía al niño como un diablo", sostuvo.

Comentó que todo el tiempo que estuvo prófugo se encontraba en un centro de rehabilitación para desintoxicarse. Añadió que el hombre le comentó que la droga le genera alucinaciones, por lo que le era fácil ver al diablo en la figura del pequeño.

"Él le veía al diablo en la persona del niño. Fue bajo los efectos de la droga. Tenemos las pruebas para demostrar esto, vamos a pedir que sea asistido por médicos especialistas que la Justicia considere. Cuando pasó el incidente él estaba bajo los efectos de la cocaína", refirió.

Explicó que el extranjero tiene tres mujeres: una es la esposa y las otras dos son sus parejas también. Una de ellas es la joven de 17 años, madre del pequeño agredido, quien aseguró que el hombre también la golpeaba.