21 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
sábado 22 de abril de 2017, 02:00

CDE: Otorgan provisión de merienda escolar a cuestionadas empresas

Las compañías, investigadas por Contrataciones Públicas con base en denuncias de ediles locales, son conocidas por entregar productos llamados "rompedientes", calificados así por su dureza.

Noelia Duarte Solís

CIUDAD DEL ESTE

Se trata de las cuestionadas firmas Ecoservice Group y Dijktra Servicios SA, que, de acuerdo con el portal de Contrataciones Públicas, fueron adjudicadas con un contrato plurianual de G. 5.133 millones cada una, para la adquisición de alimentos sólidos (galletitas dulces con chía y chipitas) en el marco del sistema de complemento nutricional en las instituciones educativas del Alto Paraná.

Ambas empresas fueron investigadas antes por Contrataciones Públicas basándose en denuncias de ediles departamentales y municipales. En enero del corriente año, se supo que Dijktra Servicios, propiedad de Marcelo Quevedo, estuvo bajo la lupa del ente público por cuestionamientos sobre la constitución de la firma y la calidad de sus productos.

obras viales. También la empresa Ecoservice Group SA, de Luis Miguel Martínez –quien sería yerno de la concejala esteña Lilian González y del senador colorado Nelson Aguinagalde–, fue investigada.

La firma de Quevedo se dedica exclusivamente al rubro alimenticio, pero la de Martínez también realiza obras viales, principalmente empedrados, con adjudicaciones en barrios de la capital del Alto Paraná. Estos detalles llamaron la atención de los miembros de las juntas municipales y departamentales, que promovieron las denuncias.

Pese a todos los cuestionamientos y actos públicos promovidos por ediles y grupos críticos a la gestión de la intendenta Sandra McLeod y el gobernador Justo Zacarías, las firmas siguieron con la provisión de alimentos sólidos para las escuelas de la zona.

A principios de 2016, Celso Miranda, concejal de CDE, denunció el caso a través de las redes sociales y junto a Paraguayo Cubas y Jorge Brítez llegaron hasta la Gobernación del Alto Paraná, con los paquetes de galletitas en mano, criticando el precio y la calidad nutricional del producto. La pintoresca acción derivó en una acción represiva de la Policía Nacional, para despejar el edificio público.

DISTRIBUCIÓN. Édgar Franco, secretario de Educación del Gobierno departamental, dijo que desde el lunes 10 de abril comenzaron la distribución de los alimentos en las escuelas públicas y fundaciones del Alto Paraná. Aseguró que tienen un plazo de 22 días para llegar a las 690 instituciones beneficiadas por la administración departamental.

Tanto Franco como Éver Rolón, de la Unidad Operativa de Contrataciones (UOC) de la Gobernación, explicaron que no hay demora en la entrega de alimentos, pues se cumplieron los plazos para la adjudicación a las empresas que pugnaron en la licitación pública. "La apertura de sobres fue en la segunda quincena de marzo. Hubo protestas por el pliego de bases y condiciones, luego la firma del contrato. Cumplido con todo eso, se procede a la distribución", explicó Rolón.

En varias escuelas de Ciudad del Este todavía no recibieron los alimentos sólidos y los niños solo beben la leche saborizada que el Gobierno departamental entregó en marzo. "Los chicos siempre reclamaron por esas galletitas, que no les agradaban. Junio del año pasado fue la última vez que nos entregaron y eso alcanzó hasta noviembre, sobró algo para este año, porque no les gusta", explicó el profesor Jorge Paredes, de la escuela Augusto Roa Bastos.

Los complementos sólidos, distribuidos desde el año pasado por las mismas empresas beneficiadas en 2017, llegaron a ser denominados "rompedientes" debido a su dureza al momento de ser consumidos.