22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 11 de agosto de 2017, 02:00

Caseros del diputado Rivas no se presentaron a declarar

Ayer los caseros del diputado colorado Tomás Éver Rivas Benítez, investigados por supuestos cobros indebidos de honorarios, no se presentaron para una declaración indagatoria que estaba fijada para las 9.00 ante el fiscal anticorrupción Luis Piñánez.

Se trata de Reinaldo Chaparro Penayo, Lucio Romero Caballero y Nery Franco González. Los mismos figuran como contratados en la Cámara Baja, cuando en realidad son choferes y secretario privado, de acuerdo con una investigación realizada por ÚH.

El representante del Ministerio Público mencionó que los indagados fueron plenamente notificados. Sin embargo, llegada la hora fijada, no se presentaron y tampoco justificaron su ausencia.

“Yo les notifiqué dentro del marco de investigación que se abrió por supuesto cobro indebido de honorarios, pero no acudieron, tampoco sus abogados defensores”, explicó.

Refirió que están analizando un informe del Laboratorio Forense sobre los datos obtenidos de compañías telefónicas, que serán determinantes para el caso, pues permitirán saber si los empleados del diputado en algún momento fueron realmente a trabajar al Congreso o si lo acompañaron a distintos puntos del país, como sostiene el legislador.

Resaltó que una vez culminados verificará si amerita o no una imputación.

La Fiscalía ya cuenta además con informes del Banco Nacional de Fomento (BNF) sobre el movimiento de las cuentas habilitadas para estos empleados para el cobro de sus salarios. Entre otras cosas, el agente del Ministerio Público ya conoce cómo y dónde cobraron sus sueldos los tres empleados asignados al parlamentario. Pero estos datos no fueron divulgados aún.

La investigación se abrió a raíz de una denuncia de la Coordinadora de Abogados del Paraguay en contra de Rivas y los empleados por cinco delitos: cobro indebido de honorarios, estafa, lesión de confianza, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias. La denuncia se basó en publicaciones de este diario.