4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 2 de noviembre de 2016, 02:00

Cartes se desprende del cuestionado Garcete y nombra a Piris en FFMM

Tras la convención colorada, el presidente cambió primero al ministro del Interior y ayer al comandante de las FFMM. Luis Gonzaga Garcete siguió en el cargo pese a las denuncias de mala administración.

El presidente Horacio Cartes finalmente tomó la decisión de destituir al cuestionado comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Gonzaga Garcete, cuya administración estuvo sacudida por denuncias de casos de corrupción.

Ayer, en horas de la tarde, el mandatario oficializó a través de su cuenta del Twitter que tomó la decisión de nombrar al general del Aire Braulio Piris Rojas, hasta ayer comandante la Fuerza Aérea, como nuevo comandante de las Fuerzas Militares. "Me honra anunciar que el general Braulio Piris Rojas, actual comandante de la Fuerza Aérea, asumirá como comandante de las Fuerzas Militares del Paraguay", escribió el jefe de Estado, quien también el lunes designó como su nuevo ministro del Interior al diputado Tadeo Rojas, militante del Partido Colorado.

La decisión de Cartes de concretar movidas en las Fuerzas Armadas se da a pocas horas de que instale la Junta de Calificaciones, instancia que se encarga de determinar los ascensos y pases a retiro de los oficiales superiores y subalternos de la entidad castrense.

el momento. Pese a la serie de denuncias de hechos de corrupción, el presidente de la República mantuvo al general Garcete por varios meses.

Desde el entorno presidencial señalaban que Cartes se tomaría su tiempo y el cambio se haría recién cuando se instale la Junta de Calificaciones.

El ahora ex comandante de las FFMM fue denunciado por varios casos de corrupción.

Su esposa Lucía Duarte figuraba como funcionaria de las FFAA con un sueldo de 3 millones de guaraníes. Sin embargo, la misma no hacía oficina y se pasaba haciendo trabajos de la Fundación Nuestra Señora de la Asunción.

Garcete fue nombrado en octubre de 2014. Su gestión estuvo salpicada por cuestionamientos. En el combate contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) prácticamente no hubo avances ya que actualmente hay 4 personas secuestradas en la zona Norte, que se suman a los golpes que terminaron acribillando a efectivos militares por parte del grupo armado.

En materia de administración, Garcete recibió serios cuestionamientos por el manejo de los recursos provenientes para obras y compra de materiales para las FFAA.

Ante las publicaciones periodísticas, el jefe militar marcó distancia de la prensa y no dio más declaraciones, pese a que la consigna de Cartes era transparentar las actividades del Gobierno.

El asesor político de Cartes, Darío Filártiga, y el oviedista Víctor Galeano Perrone son considerados como los padrinos de Garcete en el entorno del mandatario.

Estos operaron fuertemente y lograron mantener en el cargo pese a las denuncias al ahora destituido militar.