22 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 9 de septiembre de 2017, 02:00

Cartes da luz verde a maquinización del Añá Cuá, sin tratarse en Senado

El director de Yacyretá, Ángel Recalde, informó que Horacio Cartes autorizó licitar Añá Cuá en los próximos días. Para el Ejecutivo, no es necesario que antes el Senado apruebe acuerdo con Argentina.

Ángel Recalde, director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), informó ayer que el presidente Horacio Cartes ya dio la instrucción de hacer el llamado a licitación para la maquinización del brazo Añá Cuá, obra que, de realizarse, pasará a formar parte del complejo hidroeléctrico. El anuncio se hizo durante la visita que hizo el jefe de Estado al Departamento de Itapúa.

El titular de la EBY aseguró que el emprendimiento dará empleo a muchas personas del Sur del país, lo que generó la ovación de los presentes. Para maquinizar Añá Cuá se necesitará una inversión de aproximadamente USD 500 millones y los trabajos demandarán 48 meses.

"La obra va a abrir las puertas para que muchos de estos jóvenes que hoy nos acompañan acá tengan lugar dónde trabajar y tengan un país con futuro, con proyectos concretados y no solo en papeles", exclamó Recalde.

Acotó que la administración de Cartes en todo momento buscó una salida a la problemática situación financiera de la EBY, dado que meses atrás ha firmado un acuerdo con el presidente argentino Mauricio Macri para esclarecer el monto de la deuda de Yacyretá con el Tesoro argentino, y a la par obtener las reivindicaciones para Paraguay. Este documento fue la base de la Nota Reversal que tiene que tratar la Cámara de Senadores, para poder modificar el Anexo C (bases financieras) del Tratado de la EBY.

SIN SENADO. El director de la hidroeléctrica aseveró que no es necesario que el Senado apruebe el acuerdo Cartes- Macri (Nota Reversal) para impulsar la maquinización de Añá Cuá, porque el condicionamiento de aclarar primero la situación financiera de la entidad había sido fijado por el propio Gobierno paraguayo a los argentinos. Como ya se corrigieron los números, teniendo en cuenta el acuerdo, ya existe vía libre para emprender nuevas obras de generación, explicó Recalde.

Añá Cuá tendrá una capacidad de 200 megavatios (MW) y aumentará en 10% la producción de energía de la EBY.

PREFERENCIA LOCAL. Yacyretá ve muy difícil que empresas de la región puedan llevar adelante la maquinización de Añá Cuá, puesto que así lo indicó el estudio de factibilidad realizado por la empresa consultora Montgomery Watson Harza (MWH), que elaboró el pliego de bases y condiciones. La firma determinó que no existe mucha experiencia en esta parte del continente para trabajar en estas condiciones, en presa de tierra.

Sin embargo, Recalde garantizó que tendrá ventaja el oferente que incluya componentes nacionales. Una apreciación del 10% en el comparativo de precios, para el proponente que incluya insumos y recursos humanos paraguayos.

Asimismo, en un año se espera licitar la instalación de tres nuevas turbinas en el parque generador de Yacyretá.

Embed

Hay varias objeciones al millonario proyecto
Políticos y técnicos del sector energético cuestionan que el Ejecutivo esté intentando llevar adelante la maquinización de Añá Cuá, puesto que no traería beneficios reales a Paraguay y solo Argentina sacaría ventaja. Dos de las razones por las que no convence la obra son que no figura tácitamente en el Anexo B (obras complementarias) del Tratado de Yacyretá y el costo que demandaría. También hay sospechas de que la licitación esté dirigida a constructoras relacionadas con el presidente Mauricio Macri.
Los senadores Miguel Abdón Saguier y Miguel López Perito manifestaron que el acuerdo tiene que, indefectiblemente, ser tratado primero en el Congreso antes de poder hacer la maquinización de Añá Cuá, dado que el Estado paraguayo tiene que definir lo más conveniente para nuestro país y no solo la EBY. Ambos aseguran que no existe deuda de Yacyretá con el Tesoro argentino, como se busca posicionar la administración de Cartes.
Al respecto, Ángel Recalde dijo que si bien no se habla concretamente de Añá Cuá, el tratado autoriza al Consejo de Administración a aprobar las obras complementarias.
Por el otro lado, el ingeniero Axel Benítez señaló que el costo de la obra en 1998 era de USD 240 millones, lo que significa que a la fecha se incrementó en torno al 50%.