26 de junio
Lunes
Mayormente nublado
20°
28°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
16°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 18 de junio de 2017, 01:00

Cada inundación equivale a lo que cuesta una costanera

Atender y solucionar todos los problemas que trae aparejados una inundación, como traslado de familias damnificadas, instalación de refugios, provisión de servicios básicos, retorno de los evacuados, entre otros, tienen un costo en promedio de USD 20 millones, según señaló el arquitecto Gonzalo Garay, asesor de la Municipalidad de Asunción.

Esto equivale a decir que la erogación que se hace en cada crecida representa similar gasto de lo invertido en la construcción de la primera etapa de la avenida Costanera, de 3,8 kilómetros, que ascendió a USD 22 millones.

Aclaró que esa suma no incluye al Parque Bicentenario ni al barrio social General Santos, en el cual se relocalizó a los pobladores de la Chacarita.

Resaltó que el Plan Maestro de la Franja Costera, en virtud de la Ordenanza 34/96, contempla el relleno de las zonas inundables con excepción de barrios como Chacarita Baja o del Bañado Sur, como Santa Ana, que están muy consolidados o se protegerán de otra manera de las aguas.

Dijo que el proyecto apunta a una solución definitiva, porque abarca varios componentes del problema, y sostenible, ya que tiene en cuenta aspectos económicos, sociales, ambientales y urbanísticos. A modo de ejemplo, citó el caso del Bañado Tacumbú, con relleno de 100 hectáreas, 2.500 viviendas sociales, sectores para inversión inmobiliaria privada, costanera, espacios públicos, recuperación de humedales, entre otros.

“Ese mismo modelo hay que ir repitiendo en otros módulos a lo largo de los bañados Norte y Sur. Con eso desaparecerá el problema de las inundaciones en Asunción”, dijo.

INVERSIÓN. En otro momento, Garay apuntó que el costo para cubrir con este tipo de obras la recuperación de 2.000 hectáreas de costas de la capital –lo que constituye 20% de toda la ribera, si se considera que hay 12.000 hectáreas–, asciende a USD 800 millones.

“Ese dinero el país lo tiene. No es necesario desembolsarlo y presupuestarlo en un solo año. De hecho no podemos hacer tantas obras en un solo año. Eso es imposible. Pero se puede construir perfectamente en un periodo de cinco o siete años, si se hace un plan bien definido, invirtiendo USD 100 millones por año de parte del Gobierno”, precisó.

Concluyó que “es cuestión de que el sector público, el Estado, la Comuna y los propios ribereños pongan su parte para hacer realidad todo esto”.